¿Las experiencias de compra pueden producir cambios en nuestra autoestima? Yo pienso que sí. Una marca de lencería apuesta por un trato digno y dirigido a mujeres reales. Es decir, mujeres con inseguridades y dudas.

La marca de lencería Aerie (hermana menor de American Eagle) lleva varios años fomentando la autoestima en sus clientas desde sus anuncios publicitarios. Todos con la convicción de “No al Photoshop” en sus imágenes. Pues bien, para esta campaña la marca decidió dar un paso adelante y llevar su discurso a los puntos de venta online y offline a la que llama #AerieREAL de Aerie.

Aerie decidió capacitar a sus empleados para que atendieran a sus clientas con un shoot de autoestima. El programa “No cambies de lugar. Cambia tu sujetador” es realizado de la mano de la Asociación Nacional de Trastornos de la Alimentación (Neda), que enseña la importancia de la confianza corporal.

Usted entra a su sala Best Fit Finder y los empleados usarán una herramienta para ayudarla a encontrar la medida y el ajuste correcto. En este mismo espacio, las clientas podrán compartir afirmaciones positivas en notas adhesivas para dejarlas en la sala y así todas las podamos ver.

Pero  la experiencia de compra no queda ahí. Las clientas que compran online pueden ver  los modelos puestos por mujeres reales de todas las tallas, etnias y estilos. Las modelos de la campaña y del catálogo online son 57 mujeres, entre ellas Lexus Morgan, que tiene vitiligo.

Comenzar este tipo de discursos en las tiendas es de vital importancia para las mujeres que buscamos espacios de reflexión y empoderamiento. En KENA aplaudimos estas campañas.

La marca está a la venta en México, así que no dudes en darte una vuelta.