Conseguir el empleo ideal no es tarea fácil, sobretodo para las nuevas generaciones que quieren incursionar en el mercado laboral.

Factores como: el salario, desempeño profesional y adquisición de nuevas habilidades son fundamentales para permanecer (o no) en un trabajo.

Guía básica para contratar jóvenes

Las prestaciones laborales es un tema de mucho interés para los jóvenes, quienes buscan trabajar para empresas que les ofrezcan compensaciones por su desempeño.

Pero también hay otras cosas que son un plus para ellos.

Mostrar respeto y empatía: ¿A quién no le gusta el respeto? Para las nuevas generaciones es importante hacerles sentir el calor humano de una empresa seria y confiable, donde su trabajo será reconocido.

Trazar metas realistas: Cuando se le plantean a estas nuevas generaciones objetivos y funciones realistas, estos tienden a sentirse con un propósito marcado para el cargo que se les está contratando. Tener las actividades planificadas son importantes para que la empresa pueda crecer.

Buen ambiente laboral: Otro punto fundamental, ya que nadie quiere laborar en un lugar que tenga malas vibras, para nada. Esto beneficia a la empresa, ya que si sus empleados están contentos, su desempeño será mucho mejor.

Jefes no, líderes sí: La idea es guiar y no imponer, necesitan sentirse rodeados de directivos que los escuchen, orienten y hagan críticas constructivas para mejorar el trabajo.

Reconocimientos cuando lo merezcan: Las nuevas generaciones buscan sobresalir de los demás y ser alguien importante dentro de la empresa, es por ello que los reconocimientos son necesarios, a través de aumentos salariales justos, bonos y ascensos. ¿Quién no trabaja feliz así?

Bienestar laboral: Además de las prestaciones laborales de ley, buscan otro tipo de incentivos como vales de despensa, alimentación, ropa, entre otros beneficios con los que puedan tener mayor estabilidad económica.

Los incentivos nunca están de más

Las prestaciones laborales superiores a las de la ley son de suma importancia, no solo aumenta la satisfacción de los empleados, sino que  también genera mayor productividad, lo que se traduce rápidamente en una inversión y no en un gasto para la empresa.

Algunos incentivos pueden ser:

  • Tarjetas de regalo

Permiten hacerles un merecido reconocimiento a sus empleados dentro de le empresa por la dedicación y el buen trabajo realizado.

Estas tarjetas de regalo sirven para adquirir productos, alimentos, ropa, calzado, en fin cualquier cosa que aumente su felicidad y siga impulsando su productividad y eficiencia cada día.

  • Vales de restaurantes

Un beneficio que se otorga para garantizar la alimentación del trabajador. Con estos se está asegurando el desempeño de las nuevas generaciones.

  • Vales de despensa

El objetivo de esta prestación laboral es mejorar la calidad de vida de los trabajadores y sus familias, ya que se pueden adquirir artículos de primera necesidad como: alimentos, ropa, y calzado.

Algunos vales sirven adquirir hasta artículos electrónicos, línea blanca e incluso, útiles y uniformes. Lo necesario para motivas al trabajador.

Lo importante es tener claro que las prestaciones laborales son beneficiosas tanto para las empresas como para las futuras generaciones, y así lograr ganar ambas partes, que es la idea esencial, alcanzar los objetivos de forma más eficaz y eficiente.

Con información de Edenred México

LEER MÁS: CAPACITACIÓN LABORAL: MÁS PRODUCTIVIDAD Y MÁS GANAS

Comparte tu opinión