Estar entre los 35 y 40 representa hoy día un lustro antes de llegar a la llamada «edad mediana». No sé ustedes, pero yo la sigo viendo una edad joven y productiva; con mucho que aprender de ti misma, de aportar al mundo, tanto por experimentar y sí… de tomar decisiones cruciales de vida.

1. Actualízate en tu profesión

Vuelve a refrescar tu carrera, haz ese posgrado o curso que actualiza tu formación o aviéntate a estudiar tu carrera «frustrada» (reflexiona: ¿frustrada, por?). Si estás entre los 35 y 40, ya tiene unas décadas desde que saliste de la escuela. No te me oxides ni quedes atrás por las generaciones recién salidas del horno.

2. Emancipación económica

A tomar la vida por los cuernos y empoderarnos financieramente, si es que no lo has hecho antes. No solo incluye estirar la mano al esposo o al ex, saldar las deudas con el banco, ¡salirse de casa de los papás o dejar de pedirles para la renta! Nada malo tienen los apoyos ni los extras, pero sí la dependencia total. Búscate alternativas de negocio (y varias).

Imagen de dondeir.com en Pinterest

3. Congelar tus óvulos

Si has estado como yo y muchas, dubitativa al respecto de tener o no hijos por la razón que sea, no tienes pareja o ésta no quiere, quieres afianzar algo antes o no estás segura de cuándo, con quién o cómo. Date esta opción sin depender de las circunstancias, ni de otro y «congela a tiempo el tiempo»… entre los 35 y 40 es la última edad para definirlo después. Más información del tema aquí.

4. Saber tu look Rompe M…

A esta altura has experimentado la moda de varias décadas, cortes de pelo y maquillaje. Sabes si te favorecen los hombros amplios, si las sombras azules te achican el ojo o el pelo corto te ensancha los rasgos… Y no es estancarse en la era de la gloria, ni ser «Atrapada en los 90». Actualízate, sabe tu estilo, qué destacar de tu cuerpo y con qué te sientes seeexi.

Imagen de Pinterest

5. Pasar tiempo sola… y ¡disfrutarlo!

No importa si eres soltera, casada, hija, madre, novia… el estado civil, laboral o si eres extrovertida o tímida… Importa saber estar contigo misma y ser emocionalmente independiente. Que seas tu propia fuente de bienestar, cuidados y caerte bien. Eres tu relación más importante y larga de la vida.

En la parte 2 veremos…

  • Conocer tu carta astral
  • Cumplirte un sueño guajiro
  • Preparar tu platillo y bebida estrella
  • Ser la ama de tu sexualidad
  • Reconocer y sanar las relaciones de toxicidad
Imagen de seersuckerandsaddlesblog.com en Pinterest


*Imagen en portadilla de thegirlintheyellowdress.com en Pinterest

Comparte tu opinión