Si bien es cierto, ninguna tiene un manual de cómo criar a nuestros hijos pero si seguimos estos consejitos, podemos ir por el camino correcto. Estas son las cosas que no debes decirle a tu hijo.

Luis Mendoza, Psicoterapeuta Familiar, explica que los niños absorben todo lo que decimos  y hacemos (como padres).

La explicación científica es que sus cerebros están en pleno proceso de desarrollo y tienen un exceso de sinapsis (la unión entre neuronas).

Por esta razón es importante que evalúes la forma en que le hablas a tu pequeño y tus acciones. Manejar la paciencia es la clave.

Demuéstrale amor, admiración, protección y mucho cariño, así como lo amable que puedes ser y paso a paso podrás construir un niño de bien. Para esto, es importante no decirle algunas cosas que pueden entorpecer este proceso.

¡No se lo digas!

  1. Los niños grandes no tienen miedo: ¿estás segura? No creas que cuando un niño no llora, se hace fuerte. Es totalmente falso.
  2. No eres lo suficientemente inteligente-talentoso-bonito: que gran error cometes. Estás formando al niño más inseguro del mundo. Dale esa confianza que necesita.
  3. Deja de llorar: no reprimas las lágrimas de tu hijo. Deja que se desahogue y despoje su cuerpo de tristezas. Abrázalo y recuérdale lo mucho que lo quieres.
  4. No eres capaz de hacerlo: no siembres limitantes en la mente de tu hijo, al contrario, sé tú el motor del positivismo y la capacidad de hacerlo mejor siempre.
  5. Pedrito es mejor que tú: el típico error de comparar. Ni se te ocurra. Esto es el inicio de las mayores inseguridades de tu hijo y estos miedos se verán reflejados en su adultez.

 

Es más sano y fácil vivir desde la armonía y el amor, el poder más universal para educar a tus pequeñitos.

 

LEER MÁS SOBRE: DEJA QUE TUS HIJOS SE EQUIVOQUEN: ¡ADOLESCENCIA EN PROCESO!

Comparte tu opinión