La ansiedad es un estado emocional que se desencadena por una serie de situaciones dominadas por el estrés, temores e inseguridades. Pero, ¿sabías que hay otros factores que también lo desencadenan?

Espacio Emocional

La causa de la ansiedad se genera básicamente por intentar hacer demasiado, quizás más de lo humanamente posible o más de lo que tú misma puedes dar (cuerpo, mente y espíritu).

Muchas veces, este exceso de cargas se realizan por complacer a los demás, más que a ti misma, ¿vale la pena? Ese esfuerzo que haces, acumulando estrés, angustias, temores y hasta rabietas, no son nada positivas para ti. Es como ir alimentando de forma negativa, un cajón de sombras hospedadas solo en tu cabeza.

Estas cosas también producen ansiedad:

La psicóloga Rosina Grande afirma que hay otros factores que también son detonantes y seguramente no sabías que eran ansiedad:

  • Creer que todos te están juzgando en silencio
  • Pensar que tienes que lograr todo y ser la mejor para que te consideren inteligente
  • Criticar tu entorno
  • Preocuparte demasiado por las cosas que dices al momento de conversar con los demás
  • Creer que tienes que ser perfecta para evitar que te señalen o juzguen
  • No querer quedar como tonta con las demás personas
  • Sentir que no cumples con los estándares de los demás
  • Sentirte con miedo o cohibida de decir lo que piensas y sientes.

Si te identificas, amiga estás alimentando la ansiedad y harás que se  hospede de tu mente y cuerpo quien sabe por cuánto tiempo. Aprende a vivir por ti y para ti, sin pensar mucho en las acciones del mañana (vivir un día a la vez es la mejor manera).

¿Y los terceros? Que ellos aprendan a valorarte tal como eres. Cuando sientas que puedas ser libre, sin tener que reprimirte por los demás, has conseguido el lugar al que perteneces y las personas que si merecen estar en tu vida.

Evita la ansiedad y vive sin cargas y sobre todo, siendo tú misma.

LEER MÁS SOBRE: 4 CONSEJOS PARA CONTROLAR UN ATAQUE DE ANSIEDAD

Comparte tu opinión