Jonathan Anderson para Loewe mezcló la tierra y el mar con videos al fondo de su pasarela del artista Holandes Magail Reus. Un tanto medieval en su vibra, la colección fluyó con facilidad en la pasarela. Los accesorios eran grandes, sobretodo las carteras que hoy en día reviven esta marca a nivel comercial. Muchos faralaos, colores de mar y tierra mezclados con blancos, además trabajos de drapeados y bordados. Fue MUY femenina.

Loewe

Loewe

DIOR

Entre los desfiles más destacados del fin de semana nos toca hablar de Maria Grazia Chiuri para Dior, con expectativas altas y no.

La diseñadora, que a diferencia de Bouchra Jarrar, obvió totalmente a su predecesor Elbaz en Lanvin, lo cual no tuvo una buena percepción en la industria, incorporó detalles de Galiano, Simons, Saint Laurent y del mismo Dior en su colección,  creando un “branding” importante para la marca. Cambiando el J’adore de Galliano a J’Dior, basándose en los archivos de la marca, presentó  una colección muy linda, sobretodo los vestidos de tulles con bordados. Esto implica un  importante trabajo artesanal, mezclándolo con las pequeñas cintas del nuevo branding, lo que lo hizo ver muy moderno, pero no muy alejado al trabajo que la creativa -junto con su contra parte Pierpaolo- presentará en Valentino.

DIOR

DIOR

También se exhibieron chaquetas tipo esgrimistas que no sé que tan fáciles sean para vestir. También pudimos ver guiños de feminismo en una franela que decía “we should all be femenist”. No fue una mala colección, para nada, en todo caso fue hermosa, pero no sorprendió como se presume de una casa como Dior. Tampoco tuvo ese impacto creativo que se esperaba. Simons dejo unos zapatos bien difíciles de llevar. Tengo fe en María, se mostró como una mujer y  diseñadora  fuerte. Su comienzo no fue malo, simplemente no fue “wow”. Es solo el principio de una carrera importante no solo para la creativa, sino también para la marca.

ELIE SAAB  
Elie Saab presentó una colección muy diferente a lo que estamos acostumbrados: colores brillantes, muy moderna, muy estrambótica para una marca que siempre ha sido muy clásica y muy de princesa.

Con una vibra muy “Dancing Disco” así como lo describe el diseñador, la paleta de colores fue basta y fuerte en sus tonos. Los vestidos pasaban de minis a vestidos de noches muy recargados en telas y colores. Fue una colección muy brillante y divertida, fiel a su clientela de vestidos de noche.

Saab presentó una alternativa sin desligarse de sus orígenes pero manteniéndose muy vivo. Con una influencia de Halston, los vestidos de estampados de arcoíris fueron innovadores, lindos y muy fáciles de vestir. ¡Fue increíble!

Elie Saab

Elie Saab

Rei Kawakubo de Comme des Garçons, construyó una serie de vestidos enormes que describió como “ropa inviable”. Mas allá de lo obvio de la antítesis de la frase, pues no había nada imposible, los atuendos parecían vestidos de la reina de corazones del país de las maravillas por Tim Burton, a lo que la creativa se refería era a las creaciones escondidas en las estructuras opulentas que se presentaron.

El atuendo era inviable pues se perdía en una estructura compleja. Es imposible identificarse con su ropa. Algunos no lo llaman ropa. Pero el resultado genera emociones, pues la construcción de éstas estructuras tiene mucho que ver con retrospectivas de su pasado, de su trabajo, y preludia mucho a las tendencias hacia lo exagerado, no a lo comercial, confieso que te hace pensar mucho en lo que estas viendo. Kawakubo será honrada para la próxima exhibición del MeT en New York. Luego de Saint Laurent en los 80’s la diseñadora será la segunda en vida. El rumor que ya prácticamente se consideraba un hecho se dio a entender cuando Anna Wintour (editora de Vogue y directora de la exposición del Met) se vio  en primera fila junto con Andrew Bolton el curador oficial de las exhibiciones de Moda en el Metropolitan Museum of Art.

Cierre del domingo

Y ya para cerrar hablemos de la jornada del domingo. Comienzo  con Balenciaga, Demma Gvasalia continúa  con su tendencia de opulencia y grandeza modificando  un poco las estructuras. El diseñador de Vetement y también de Balenciaga, ha sido el propulsor de esta tendencia de grandeza, en abrigos sobretodo. Como buen creativo mantuvo su línea estética pero cambió  el concepto. Una colección que mezclaba los 80’s con el sadismo (bondage) y el látex fue la exquisitez del mal gusto. Fue muy kitsch chic. Y aunque la connotación que le doy es negativa, no lo es, simplemente es algo muy ajeno a nuestros gustos que nos hace quererlo. Los enormes pasó de ser ovalada a cortes rectos muy de los 80’s,  muy asimétricos. Esta vez las botas altas  se convirtieron en botas/pantalones algunos de látex, combinando colores rosas con morado, (esta combinación se ha visto muchísimo en la pasarela). También las carteras son gigantes casi maletas. Vimos camisas tipo Peplum y estampados de flores muy, pero muy exagerados predominaron la pasarela.

Balenciaga

Balenciaga

Celine de Phoebe Philo presentó la serenidad de su colección en una pasarela donde dos esculturas de Dan Graham en forma de S generaban un pasadizo donde las modelos se perdieran entre paredes de espejos, vidrios y mallas creando un efecto visual que obligaba a no perder la atención en las modelos. Philo es una mujer que diseña para mujeres y siempre ha presentado colecciones muy suaves, muy elaboradas , muy arquitectónicas. No sé cuánto me gustó su colección, a veces quisiera que Philo se escapara un poco de esa construcción holgada al vestir y se enfocara un poco más en el cuerpo femenino, de todos modos fue hermosa. Uno de los trajes que mas llamó la atención fue uno de seda blanco que tenia un bordado azul a nivel en el cuerpo donde los senos sobresalían, parecidos a los conos de Madonna en los 80s debajo un estampado abstracto que parecía estar tratando de alcanzar uno de estos senos. Muy extraño y muy diferente; el resto de la colección fueron vestidos cocktails de sedas de flores, muchas camisas de cortes asimétricos de algodón y kakis.

Luego fue el turno de PierPaolo Piccoli para Valentino. Al igual que Maria Chiuri, quien fue su pareja de trabajo por casi una década, la separación (amigable, ambos creativos apoyaron a su contra parte en sus desfiles particulares) generó el suspenso de que íbamos a ver. En el caso de Valentino se mantuvo la línea. Una colección demasiado linda, llena de detalles en los tulles y los bordados fue simplemente hermosa no hay otra forma de describirlo. Sin duda una continuación de lo que veníamos viendo, muy de princesas, orgánica, un tanto hippie, pero elegante, los vestidos presentados fueron hermosos. Muy renacentista en todo sus aspectos, forma, creación, figuras y siluetas, la colección se sintió muy libre, muy despreocupada,  muy intelectual e histórica en su pensamiento. Los vestidos tenían una carterita para el labial,  recordemos que Valentino sacara su línea de cosméticos  próximamente. También presentó el accesorio que todas vamos a querer la próxima primavera y que  el estilista combinaba con todo: carteras mini que guindan a la cadera !!! esto  se vio hermoso. En todo caso si existe una diferencia entre lo que Chiuri presentaba con respecto a  PierPaolo, fue que este se vio un poco mas libre con una fluidez única dando belleza a cada pieza. Cautivamente sin duda.

VALENTINO

VALENTINO

El final del domingo fue de Riccardo Tisci y Givenchy. Luego de una hora de retraso ya que esperábamos a Kim Kardashian para empezar (no es primera vez que esto me pasa, hace exactamente un año fue lo mismo en NYC). Por cierto Kim fue asaltada anoche a mano armada en su hotel y víctima de  un hurto de miles de dólares.

Al aire libre y en una noche muy otoñal en los Jardind des Plantes,  bajo lámparas ovaladas que asemejaban la luna se presentó  la nueva colección. Los invitados fueron otorgados sabanas térmicas  metálicas lo cual creo un efecto visual muy interesante mientras las modelos pasaban por la pasarela de cristal. Por primera vez en mucho tiempo Givenchy presentó color. Una paleta de colores naranjas, rojos, tierra y un estampado que asimilaba la piedra preciosa ágata, en pocas palarvas Tisci le dijo al mundo: «creo en las mujeres sensuales y en las mujeres fuertes».

Givenchy

Givenchy

Fue una colección con mucha personalidad, muy glamorosa  y diferente, sin desconectarse a sus temporadas pasadas. Ciertas piezas parecían repetirse  con pequeños cambios. Lo que más me gustó  fueron los zarcillos gigantes de ágata que se suspendían de cadenas turquesas. Pantalones rectos, cortes asimétricos, combinaciones de estampados asimétricos y fuerza en los accesorios, tanto Tisci como todo los diseñadores que lo acompañan en París tienen un argumento claro. Es hora de un cambio. Es hora de más. Somos fuertes, somos poderosos y merecemos mas. La conversación cambio, el espíritu es animar (a las compra y a los ánimos a nivel mundial). El mundo está deprimido por crisis varias, malos gobiernos, lideres ineficientes, crisis de refugiados, terrorismo, mentiras económicas y movimientos separatista. Esto nos afecta el ánimo, esto afecta el mercado y sin duda afecta nuestra habilidad de crear. Déjenle a la moda la responsabilidad de cambiar esos ánimos a positivos y fuertes y vaya que lo estamos haciendo bien.

Faltan dos días más.

Feliz Lunes y feliz octubre.

Gabi Ramos

Gabi Ramos

Comparte tu opinión