Cada 15 de agosto se celebra el Día Mundial de la Relajación, un espacio para desconectarse del estrés diario. Aunque cualquier momento es bueno para hacerlo.

Te recomendamos unirte hoy a esta celebración mundial, así sean 15 minutos que dediques a relajarte, tu cuerpo te lo agradecerá. Lo ideal sería estar en contacto con el medio ambiente, disfrutar del mar al aire libre, ver el amanecer o la puesta de sol, pero si por cuestiones de dinero, tiempo, salud o trabajo no puedes hacerlo, desconectarte y escuchar buena música puede ser una buena opción.

Aprovecha el momento para agradecer por las cosas que tienes y deja de lado las que no tienes, es otra recomendación. Tener la mente en blanco, aunque sea por  corto tiempo, servirá para enfrentar nuevos desafíos con mejor actitud.

Tienes infinidad de opciones para relajarte, la lista es larga, puedes estar un largo rato en la ducha, respirar profundo, pintar, bailar, reír, lo que prefieras, pero inténtalo: ¡Relájate! Te dejamos 5 recomendaciones para relajarte:

1. Respira profundo: La respiración es una de las primeras cosas que cambia cuando estamos estresados. En este estado solemos respirar rápido y lo que conseguimos es que nuestro cuerpo se acelere aún más.

Control de la respiración

Verás que, además de relajarte, mejorará tu salud:

  • Siéntate en un lugar relajado.
  • Si estás en tu oficina y no puedes cambiar de silla, solo cierra los ojos y toma un largo respiro por la nariz.
  • Retenlo unos segundos y expúlsalo por la boca.
  • No pienses en más nada y solo concéntrate en el sonido de tu respiración.

Repite este proceso unas 20 veces y descansa. Puedes hacerlo cuantas veces necesites hasta lograr estar tranquila.

2. Escucha música: Escuchar tu música favorita siempre te pondrá de buen humor, por lo que es excelente para relajarte. Hay estudios que demuestran que existe un fuerte vínculo entre la música y los bajos niveles de estrés en la vida cotidiana. Algo que debes tomar en cuenta es que cada persona es un mundo. Por eso, identifica el tipo de música que te genera relajación y buen humor.

3. Ejercítate: Para muchos la palabra deporte o ejercicio suele ser causa de estrés. Sin embargo, cuando te decimos que debes ejercitarte no nos referimos a que lo practiques por varias horas. Cuando nos ejercitamos, nuestro cuerpo genera endorfinas (las hormonas de la felicidad). Esto puede ayudar a reducir la ansiedad y aumentar el bienestar mental. Cuando sientas que el estrés te está agobiando, sal a caminar unos minutos y verás como todos los problemas comienzan a solucionarse en tu cabeza.

4. Come un buen trozo de chocolate para relajarte

Batido de chocolate

Una buena noticia para los amantes del chocolate es que este, aparte de ser uno de los alimentos más populares y deliciosos del mundo, es también un gran calmante.

  • El chocolate es rico en magnesio, un mineral que puede ayudar a relajarte.
  • También contiene anandamida, un neurotransmisor que te ayudará a experimentar esa sensación de paz que tanto necesitas.
  • Los altos niveles de feniletilamina del chocolate aumentan la producción de endorfinas.

Lo mejor es tener siempre a mano un pequeño trozo de chocolate negro. Este tiene todos los beneficios, pero una mínima cantidad de azúcares. Otra opción es que te prepares una taza de chocolate caliente con cacao.

5. Ríete siempre que te sea posible: Este es uno de los trucos para relajarte que te sonará trillado, pero está en la lista porque es realmente efectivo. Una buena carcajada te ayudará a reducir los niveles del estrés. Sería bueno que cada día compartieras unas buenas risas con tus seres queridos. De esta forma estarás creando recuerdos que mejorarán tus relaciones.

 

Con información de www.mejorconsalud.com y www.tips-para.com/salud/bienestar