Llegas a la casa todas las noches a cocinar, atender a los niños, al marido y poner todo en su santo lugar… quedas exhausta y se te olvida quitarte el maquillaje antes de dormir. ¿Qué le pasa a tu piel cuando esto sucede?

Así como es una rutina maquillarte antes de salir de casa también debes considerar como un ritual sagrado quitarte el maquillaje antes de ir a descansar. Con los años, tu piel lo agradecerá.

Y… ¿qué pasa con tu piel si no lo haces?

Son muchas las consecuencias “negativas” que esto podría tener pero nada que una crema desmaquillante, mucha agua y un buen tónico no pueda evitar…

Tu piel se ve expuesta a:

  • Resequedad: con el paso del día, la piel de tu rostro va acumulando células muertas que son necesarias quítaselas por las noches. Con una simple lavada de cara es suficiente. Si no lo haces, se van formando unas barreras que no permiten que tu piel transpire y esto es un tache para el cuidado del rostro.

 

  • Cero brillo: si no remueves la suciedad, los residuos son capaces de impedir el reflejo de la luz natural y esto hace que la piel pierda brillo con el paso del tiempo.

 

  • Poros tapados: al no quitarnos el maquillaje, tapamos los poros e impedimos la transpiración. ¿Consecuencias? Aparición de los enemigos puntos negros, espinillas y acné.

 

  • Pestañas débiles: qué bien se ven las pestañas rizadas y negritas pero si no removemos la mascara durante la noche, se debilitarán y se caerán sin necesidad de tocarlas. El aceite de coco es una buena opción para remover el maquillaje de ojos.

 

  • Piel grasa: con tanta acumulación de químicos durante muchas horas del día y de la noche también, amanecerás con la cara grasosa y ¡qué incómodo amanecer así!

 

No hay excusa que valga, este proceso puede durar no más de cinco minutos, suena poco pero para tu piel, son los minutos más importantes y relajantes del día.

 

LEER MÁS SOBRE: TRUCOS DE MAQUILLAJE QUE TIENES QUE ADOPTAR ¡YA!

Comparte tu opinión