El Día Internacional de la Mujer 2018 es una oportunidad para transformar este impulso en medidas para empoderar a las mujeres de todos los entornos, rurales y urbanos, y reconocer a las personas activistas que trabajan sin descanso para reivindicar los derechos de las mujeres y conseguir que éstas desarrollen su pleno potencial.

Día Internacional de la Mujer 2018: Las mujeres rurales

Este año, ONU Mujeres estará dando un lugar realmente especial a las demandas de igualdad, derecho y activismo a las mujeres rurales de todo el mundo.

En el comunicado emitido por ONU Mujeres menciona que el “Día Internacional de la Mujer también presta atención a los derechos y el activismo de las mujeres rurales, que constituyen más de una cuarta parte de la población mundial y la mayoría de 43% de las mujeres de la fuerza laboral agrícola mundial”.

Mujeres en la tierra

Este Día Internacional de la Mujer se reforzarán los mensajes a las mujeres que cultivan las tierras y plantan semillas para alimentar a las naciones, garantizan la seguridad alimentaria de sus comunidades y generan resiliencia ante el clima.

Mujeres olvidadas

La organización comenta que de todas las medidas de desarrollo, las mujeres rurales quedan rezagadas frente a los hombres rurales o las mujeres urbanas, como consecuencia de las desigualdades de género y la discriminación profundamente arraigadas. Por ejemplo, menos de 20% de las personas de todo el mundo que poseen tierras son mujeres y, pese a que la diferencia mundial de salario entre mujeres y hombres se sitúa en 23%, en las zonas rurales puede llegar hasta 40%. Por otro lado, carecen de infraestructuras y servicios, trabajo decente y protección social y se encuentran en una situación más vulnerable ante los efectos del cambio climático.

Objetivos URGENTES

Para materializar la promesa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de no dejar a nadie atrás es preciso actuar con urgencia en las zonas rurales para garantizar un nivel de vida adecuado, una vida sin violencia ni prácticas nocivas para las mujeres rurales, así como su acceso a la tierra y a los bienes productivos, la seguridad alimentaria y la nutrición, el trabajo decente, la educación y la salud, lo que incluye la salud sexual y reproductiva y sus derechos conexos.

Las mujeres rurales y sus organizaciones representan un potencial enorme y, actualmente, están movilizándose para reclamar sus derechos y mejorar sus medios de vida y su bienestar. Utilizan métodos agrícolas innovadores, crean negocios exitosos y adquieren nuevas habilidades, luchan por sus derechos legales y se presentan como candidatas políticas.

Recientemente, en un momento en que centenares de valientes mujeres de la industria cinematográfica, del teatro y las artes en los Estados Unidos de América han empezado a alzar la voz contra el acoso y las agresiones sexuales por parte de poderosos hombres del sector, éstas han encontrado un valioso aliado en la Alianza Nacional de Campesinas, una organización que conoce bien el abuso de poder.

Comparte tu opinión