Seguramente eres una más que confunde el router con el módem (como yo), no eres la única. Vamos a explicarte la función de ambos.

Módem de mis amores

Las funciones de un módem son más básicas que las del router. El modem se encargará únicamente de recibir la señal (por cobre o fibra óptica) que llega del proveedor de telefonía o Internet y posterior a esto, la modula o demodula.

Básicamente “el módem interpreta la señal que llega a él y se encarga de distribuirla en un rango de distancia -de alrededor de entre 15 a 20 metros-, la cual varía según la marca y modelos.”

Gustavo Calderón, director de Ventas de Belkin International, Linksys y Wemo para Latinoamérica explica que un módem es un dispositivo muy básico, con unas funciones elementales que éste cumple muy bien, pero podría catalogarse como un dispositivo tonto, que solo recibe y repite, como lo haría un loro entrenado.

Mi router, un amigo inteligente

El inconveniente empieza cuando queremos conectar varios equipos (teléfonos, computadoras, laptop, tablas, etc.) a la señal que emite el módem. ¿Qué hacer?

Los routers tienen esa capacidad. Conectan entre sí las redes, además de que se aseguran de que los paquetes de datos viajen entre unas y otras.

Este dispositivo (bendito) “posibilita que con uno de estos equipos sea posible conectar diversas computadoras o equipos a Internet en nuestro hogar, con el fin de que todos en casa disfruten del máximo ancho de banda disponible.”

El router se conecta al módem transmitiendo la señal en un amplio rango a uno o más dispositivos, ofreciendo siempre el mayor ancho de banda posible.

¿Aún piensas tener un router? No lo pienses mucho y disfrutas de la conexión en todos tus dispositivos a través de la misma señal. Gestiona el tráfico de redes en casa y navega segura.

 

Módem y router, el equipo perfecto para navegar libremente.

 

Información sugerida por: Linksys.

Imagen cortesía: Linksys.

 

LEER MÁS SOBRE: QUERIDA COMPUTADORA: ¡BASTA DE TANTA LENTITUD!

Comparte tu opinión