El momento de elegir las joyas para usar en tu boda es uno de los detalles que parecieran sencillos, pero que hay que poner atención al momento de hacerlo. Es importante realizar un recuento de historias, tradiciones y hasta supersticiones. Después viene la decisión final, que variará desde unos muy discretos broqueles hasta aderezos de perlas.

Existen muchos mitos y supersticiones alrededor de las perlas, como que casarse usándolas es signo de mala suerte. Según se cuenta, las perlas asemejan lágrimas de ángeles y si la novia las usa el día de su boda, llorará durante todo su matrimonio y serán infelices. Pero en civilizaciones como la griega, las perlas eran especialmente apreciadas en las bodas, ya que creían que eran portadoras del amor y de la belleza.

El hecho es que las perlas son joyas que además de hermosas, son atemporales, románticas y femeninas, y que podrían llegar a ser el complemento ideal para hacerte lucir perfecta en tu boda.

 

3 formas de llevarlas:

Accesorios: Es frecuente que el padre de la novia o el mismo novio regale aretes o gargantillas para el día de la boda.

Pendientes: Una de las formas más populares para llevar estas suaves piedras nacaradas es lucirlas colgando del lóbulo de las orejas, un clásico  que no pasa de moda. Recuerda que el tamaño debe ser de acuerdo con el peinado.

Collares o gargantillas: A veces las novias eligen incorporar esta piedra a su cuello con gargantillas de perlas redondas. Ten muy en cuenta el tipo de escote de tu vestido antes de elegir un collar. Los cuellos halter o atados al cuello no lucen bien con este tipo de complemento.

Como un tip extra, recuerda siempre buscar diseños elegantes y únicos, Majorica ofrece colecciones atemporales con diseños vanguardia, realizadas por joyeros artesanales. Sus perlas cuentan con garantía internacional de 10 años, una prueba de la calidad con la que siempre trabajan y además sus joyas se distribuyen alrededor del mundo.

Comparte tu opinión