Banner-Kena-Horoscopos-2021-Descarga-Revista

Amo las series rosas, pero al parecer cada día más la televisión y la realidad insisten en teñirlas de rojo.

Primero fue You, ahora es Dirty John.

La verdad es que podría volverme adicta al thriller romántico.

Vi Dirty John en tres días. Son 8 capítulos, o sea que vi 2-3 diarios (viernes, sábado y domingo, que es cuando veo Netflix). En 72 horas creo que perdí 1 kilo. ¡¡Lo sé!! Too much information, pero Dirty John me tenía al filo del asiento (del baño).

Fuera de broma, fue demasiada adrenalina. Me dio taquicardia, sudé frío, sentí retortijones en la panza… ¿Será que me identifiqué mucho con el personaje? No sé, pero fue espantoso y adictivo al mismo tiempo.

dirty-john-lecciones-del-amor-en-linea-fotos-1

La serie está inspirada en el podcast creado por Christopher Goffard sobre el caso de la empresaria millonaria Debra Newell y el estafador John Meehan. Foto: whatthegirl.com

NUEVA ERA, NUEVAS FORMAS DE LIGAR

Te platico: cuando terminé con un novio con el que había durado dos años, me traumé. Tenía 34 años (yo) y de corazón te confieso que sentía que estaba vieja, quedada, amargada; que el tiempo había ganado la carrera y que moriría sola porque “allá afuera” no quedaba nadie bueno para mí. OK, sí: el chaparro, calvo, chimuelo y holgazán del que todo el mundo había logrado huir, o bien, el divorciado player con hijos que me haría ver mi suerte todo el tiempo.

“Tienes que dejar de ver las apps de ligue como lo peor que hay en el mundo”, me dijo mi papá en aquel entonces. “En realidad, Bianca, son la nueva manera de conocer gente. ¿No lo ves? No soltamos el celular ni para ir al baño. Ya casi nadie mira a los ojos o ‘saca la plática casual’ en la fila del banco o un restaurante. Y por más cruel que suene, en realidad a nadie –así es, a ninguna de tus amigas– le importa si estás sola, si no tienes con quién ir al cine o de vacaciones. Así que, mijita, anímate”.

Y me animé.

TINDERELLA STORY GONE WRONG

Honestamente, la mía es una historia de éxito. Acabo de cumplir dos años con mi novio actual y es la persona más increíble que conozco. Después de más de 100 dates, encontré al hombre que me hace querer ser una mejor persona. Pero no fue fácil… Claro, tampoco fue tan escabroso como el caso de Debra Newell.

dirty-john-lecciones-del-amor-en-linea-fotos-2

La adaptación a la televisión recibió una nominación a los Globos de Oro 2019 por la actuación de Connie Britton. Foto: fueradeseries.com

#SPOILERALERT

Debra Newell. Así se llama –en la vida real y en la pantalla– la protagonista de Dirty John, serie de la que me gustaría compartirte algunas reflexiones:

1) “TRES AMIGAS SE HAN CASADO CON HOMBRES QUE CONOCIERON EN LÍNEA”.- La referencia de Debra me encanta porque ¡¡es real!! Yo también tengo amigas que se han casado con cuates que conocieron en Tinder. Pareciera que el que alguien tenga suerte o fortuna nos da fe. Este es el punto de partida de este drama en específico: la esperanza de que nunca es tarde para volver a encontrar el amor.

2) “QUIERE PASAR POR MÍ A MI CASA, ¡¡¡ES UN CABALLERO!!!”.- Inocente pobre amiga. ¡¡¡Ahora sabemos lo que en realidad estaba pasando por la cabeza de John cuando se ofreció a pasar por Debra a su casa!!! Si bien ir por la vida cavilando sobre los verdaderos motivos que tiene la gente para actuar como lo hace sería de-ma-sia-do cansado, también creo que deberíamos aprender a ser más curiosas, como las niñas. Aquí hablamos de un caso muy complejo, pero usualmente “el pez muere por su propia boca”. Hay que preguntar más y asumir menos.

dirty-john-lecciones-del-amor-en-linea-fotos-3

«Dirty John» y «Filthy John» son algunos de los apodos que recibió John Meehan durante su época estudiantil en la Universidad de Dayton. Foto: blogs.elconfidencial.com

3) “NO ME QUIERE POR MI DINERO, ME QUIERE POR MÍ”. En “dinero” podemos insertar cualquiera de nuestras cualidades: inteligencia, popularidad, belleza, fama, puesto, clase social, etc. Por otro lado, cuando somos “buenas personas” y no logramos encontrar una pareja solemos pensar: ¿De verdad es tan difícil quererme?, si soy una reina (o un tipazo, según sea el caso).

La realidad es que todas merecemos amar y ser amadas, por lo que entiendo que no sea fácil aceptar que nuestro Romeo nos esté usando, pero una bandera roja MUY clara, que no deberíamos ignorar, es si a la gente que nos quiere no le gusta el galán. Obviamente las razones son importantes: “no tiene un BMW” o “es moreno” es cero válido al lado de un “es un estafador” o “lo han demandado cientos de mujeres”. Pero entiendes mi punto; si no les late, es por algo.

4) “PERDÓNATE TÚ, DEBRA, PORQUE NOSOTROS YA TE PERDONAMOS”. Un mensaje que me gusta mucho de esta serie es la capacidad de 1) pedir perdón, 2) perdonar a otros y 3) perdonarse a uno mismo. Creo que muchas veces es más fácil perdonar los errores de los demás que los propios. Como que cuando la regamos nosotras y nos damos cuenta, entramos en conflicto y nos enojamos (con nosotras mismas) con mucha menos compasión que como lo haríamos con los demás.

“¿Cómo no me di cuenta antes?”, “¿cómo pude ser tan tonta?”, “¿cómo fui capaz de permitir tanto?”. ¡Bueno!, pues porque inocentemente le creemos a la gente enferma, que miente, engaña, manipula, se victimiza y nos aplica la psicología invertida… Como cuando John le dice a Debra que lo mejor que le podría pasar a ella es que él desapareciera de su vida. Es importante que nos perdonemos a nosotras mismas por nuestras metidas de pata. Pensemos que hicimos lo mejor que pudimos con la información y las herramientas que en ese entonces teníamos. Hay que darnos chance, y eso sí, ¡¡aprender de los errores!!

lecciones-del-amor-en-linea-fotos-4

«Dirty John», protagonizada por Eric Bana y Connie Britton, es una serie antológica de crímenes reales basada en el podcast homónimo del Los Angeles Times. Foto: mundoplus.tv

5) “¿QUIERES EL 50% DE MI DINERO?, ¿ESO VA A REQUERIR QUE NOS DEJES EN PAZ?”. El dinero es sólo una de muuuuchas formas de energía que nos pueden mantener conectados a otra persona. En mi experiencia, pienso que hay personas que desean mantenerse en nuestras vidas de manera negativa porque eso les consuela más que ser olvidados. El clásico “pégame pero no me dejes”.

Dicen que el odio no es lo contrario al amor, sino la indiferencia. A mí, por ejemplo, una persona me debe $31,000 pesos desde hace dos años; ella ha decidido no pagármelos porque es su manera de mantenerse presente en mi vida (pequeño detalle: sólo YO tengo el poder de permitírselo o no). De la misma manera, John no deseaba dejársela “tan fácil” a Debra. La quería hacer pagar con lo que más le dolería: sus hijas.

6) “NO TE VENGUES DIRECTO DE LA PERSONA, VÉNGATE CON SU FAMILIA”. Cuando escuché este diálogo a cargo del papá de John se me puso la piel chinita y me hizo recordar a un ex novio que tuve con una conducta hiper violenta, que siempre me decía que él era “muy peligroso porque no tenía nada que perder”. Siguiente escena: tuvo dos hijas. Supongo que ahora es mucho más cauteloso que antes.

7) ¿INFANCIA ES DESTINO? Y así es como llego a la última reflexión. Solemos pensar que la infancia es tan determinante que marca el camino por el que la persona transitará durante su vida. Si esto fuera cierto, ambos hermanos habrían actuado igual en su adultez; pero en Dirty John vemos que Denise, la hermana de John, es una mujer de bien, trabajadora y responsable. Así que, Freud, quizá esta frase sólo aplique en determinados casos.

La serie fue originalmente transmitida por el canal de televisión estadounidense Bravo, desde el 25 de noviembre de 2018 hasta el 13 de enero del 2019. Ahora está disponible en Netflix. Foto: laprensa.peru.com

Antes de despedirme, quisiera aprovechar este espacio para agradecerle (aunque sea simbólicamente) a Debra Newell el haber compartido su historia. Porque se requieren muchas agallas para reconocer cuando uno la riega, y más cuando pones en riesgo la vida de tus seres queridos.

Mostrar tu vulnerabilidad a nivel mundial se dice fácil, pero seguramente no lo es, entre otras razones porque habrá quien no la baje de “insegura”, “caliente”, “tonta”, entre otros adjetivos que generalmente se usan para describir a las mujeres enamoradas. Así que gracias por contar lo ocurrido para que más mujeres podamos estar alertas y cuidarnos.   

Gracias también a Tara por su corazón enorme, que en medio de una crisis, en lo único en lo que podía pensar era en los seres queridos del tal John. ¡¡Eso es generosidad y no medias tintas!! Gracias por su sagacidad también a Verónica, quien ha preferido mantener el anonimato ante la atención mediática de la serie, que sí tendrá temporada 2.

Gracias a los escritores por mostrarnos algunas reglas de seguridad online sin tanto rollo; si bien no podemos juzgar qué hubiéramos hecho nosotras en tal o cual momento (simplemente porque no somos esa persona), sí podemos observar y tomar nota para estar más atentas a las señales de peligro a fin de que podamos seguir conociendo gente en línea –ahora sí literalmente– sin morir en el intento.

Comparte tu opinión