Una impactante puesta en escena: Karamazov, Todo está permitido, en el Teatro Helénico.

«Karamazov, Todo está permitido» es una adaptación de Ylia O. Popesku y María Inés Pintado, bajo la dirección de Hugo Abraham Wirth, que cuenta la historia de dos hermanas que intentan escapar de su destino fatal.

Esta obra es la segunda entrega de la trilogía que inició con el montaje Dostoyevski: el demonio y el idiota Dos hermanas, bajo el yugo de una madre amoral y viciosa, que intentan escapar de su fatal destino es la tesis que presenta Karamazov, Todo está permitido.

Obra Karamazov

La obra explora la vida de dos hermanas que intentan alejarse de todo lo que podría significar su autodestrucción, al buscar cortar de raíz la semilla de su naturaleza maldita que, irremediablemente, parece germinar y apoderarse de sus voluntades.

Esta obra nos plantea la pregunta ¿cómo enfrentarse a un mundo cada vez más violento, si las creencias religiosas y los ideales parecen haber abandonado al ser humano, que a su vez, en apariencia ha renunciado a ellos?, en este contexto actual donde “todo está permitido” y no es posible alguna manifestación divina, ahí, donde la barbarie gobierna sobre la bondad.

Temporada del 26 de enero al 19 de abril, con funciones los martes a las 20:30 horas en el Teatro Helénico: Revolución 1500, colonia Guadalupe Inn.

Comparte tu opinión