Las pestañas siempre han sido uno de los issues de belleza desde tiempos inmemorables. Enchinadas, gruesas, o dramáticas; en cuestión de pestañas casi siempre se ha buscado “hacerse notar”.

Las extensiones de pestañas son la nueva opción para realzar la mirada y olvidarse de las pestañas postizas que llegan a ser un poco incómodas para algunas de nosotras. Seguramente han oído hablar de ella o tienen una amiga que se las puso.

Esta técnica tiene poco más 20 años en el mercado de la belleza, pero recientemente tuvo un gran resurgimiento. A pesar de que es bastante conocida, aún existen dudas sobre qué tan segura y confiable es.

Nuestros amigos del salón Kolocca nos invitaron a quitarnos el miedo y a probar cómo es todo el proceso de esta técnica.

Antes que otra cosa, debes saber que esta técnica se realiza pegando pestaña por pestaña, así que paciencia ante todo, porque tardarás entre 1 hora y 1 hora y media y siempre con los ojos cerrados para evitar accidentes con el pegamento.

La magia comienza con una evaluación de tus pestañas. En Kolocca cuentan con lashistas 100% profesionales que te ayudarán y aconsejarán, según lo que tú desees hacer con tus pestañas.

La colocación de extensiones de pestañas es un servicio que debe hacerse siempre en manos de un profesional con la experiencia y con los instrumentos adecuados para lograr un trabajo impecable.

Existen dos tipos de técnicas dentro de la extensión de pestañas:

LA TÉCNICA RUSA

Ideal para las que quieren un look  llamativo y dramático. Se colocan 2 o más pestañas en cada una de las tuyas, para crear unas pestañas con volumen, tus ojos lucen muy atractivos, las pestañas no pesan y te hacen ver arreglada todo el tiempo.

TÉCNICA JAPONESA (La que probamos en Kena)

Perfecta para las que buscan un look natural pero arreglado. Es una técnica que perfecciona tus pestañas naturales, se coloca una por cada una de tus pestañas. Lucen de mayor tamaño y muy naturales. No pesan y se aplican tan largas como tú quieras y como tu ojo lo permita para no verse exagerado. 

CUIDADOS

Los cuidados para ambas técnicas son muy sencillos:

*No tallar

*No mojar hasta después de 24 horas después de aplicarlas

*No permitas que les caiga agua directa

*El baño debe ser normal

*El retoque debe hacerse cada 3 semanas aproximadamente

 

Lo que nosotras aprendimos de esta experiencia:

  • Completamente apta para ojos hiper sensibles y pieles aún más sensibles
  • Apta e ideal para las que sufrimos de pestañas cortas
  • Sí quedan fabulosas
  • No dan comezón, ni arden
  • El nivel de cuidado es medio, procura lo siguiente: NO mojarlas directamente, NO tallarte los ojos, NO maquillar con máscara (no lo necesitas), te puedes delinear los ojos, pero desmaquíllate con cuidado.
  • Antes de ir al salón, decide qué look va mejor contigo en ese momento, cuéntaselo al lashista y SIEMPRE hazle caso en lo que te aconseje, somos diferentes hasta en las pestañas. No queremos terminar con historias de terror.

 

DÓNDE 

Kolocca Beuty Concept. Avenida Coyoacán no. 17, Colonia del Valle entre Xola y Viaducto