Siempre es un buen momento para hablar de autismo, esta condición que trae muchísimas variantes consigo y de la que existen muchísimos mitos. ¿Y qué podemos decir del reto de tener un chavito o una chavita autista en casa en época de confinamiento?

Esta es una entrevista que le hice a Gerardo Gaya, Presidente Ejecutivo de Iluminemos de Azul, miembro de la asamblea de presidentes de la Coalición México por los Derechos de Personas con Discapacidad (COAMEX), miembro del Consejo en Movimiento Tres Doce, consejero en Centro de Autismo Teletón, entre otros. Así que con su experiencia personal y dedicación, nos cuenta de todo lo que ha aprendido al ser padre de un pequeño con autismo. 

¿Cómo nació Iluminemos de Azul?

A partir de la necesidad que vivimos como familia, de tener poca información sobre el autismo. Al ver que era un tema de poco interés en la sociedad, y con la necesidad de promover y fomentar la comprensión y la inclusión de las personas con autismo y sus familias. En un “alineamiento perfecto de los astros” tuvimos la idea de hacer una campaña, y contamos con el apoyo de muchas personas para llevarla a cabo, utilizando el futbol como eje.


¿Cuáles son los mayores retos que has vivido como papá de una persona con autismo?

Todos los días. Concientizar al entorno, al salir y tener una vida típica. En no encontrar las respuestas a muchas preguntas como padre. Actualmente con el confinamiento, al cambiar las rutinas por completo y los modelos de intervención ha representado muchísimos retos.

¿Todos los casos son iguales?

No, hay un dicho que me encanta que dice que “si conoces a una persona con autismo, conoces a esa persona con autismo”. Todas las personas somos diferentes, es lo que nos hace únicos y extraordinarios. Una persona con autismo es como tú y como yo, nada más no se comunica o comporta como tú y como yo, y eso no significa necesariamente que este mal. Cada persona con autismo es totalmente distinta. Con ciertos retos similares en la comunicación, interacción social e integración sensorial.

autismo

Foto de Geralt en Pixabay


Para ti, ¿cuáles son los consejos que te gustaría los que están cerca de los niños/niñas o jóvenes autistas deberían de seguir?

Comprenderlos y respetarlos.

La inclusión comienza a partir de la comprensión y la empatía.

Brindarles las herramientas y construir las oportunidades que hasta hoy no han tenido muchos. Desde el diagnostico, intervención terapéutica, inclusión escolar y en el trabajo. Cuando comprendamos que una persona con autismo es una persona con competencias y habilidades como cualquiera, podremos generar y brindar las oportunidades que debieran tener.

Y como sociedad, ¿cuáles prácticas cotidianas nos servirían para ser más empáticos e incluyentes?

Comprender y respetar nuestras diferencias como seres humanos. Entender que todos somos diferentes y eso es lo que nos hace únicos como personas. Si la base de la inclusión es la empatía, ¿te imaginas como sociedad lo que ganaríamos siendo más incluyentes? 

Así, yo l@s invito a que seamos más empáticos y conscientes. Que nos abramos a la idea de que tod@s somos diferentes y únicos, cada un@ con sus peculiaridades. 

Esta entrevista nació de la iniciativa de la marca VANS de hacer una edición especial de la que $100,000 USD de las ganancias de la colección Autism Awareness se donarán a la fundación A.skate .

De hecho, tendremos un regalito de esta colección para chavit@s, ¡está pendiente!

Escucha la charla TED de Gerardo:

Comparte tu opinión