La reconocida chef a nivel mundial, Patricia Quintana, se dedicó durante 50 años a la investigación y al rescate de los orígenes de la gastronomía mexicana enraizada en los pueblos indígenas de las diferentes regiones de México.

Su historia comienza en la cocina de la bisabuela, donde los murmullos, el gorgoreo de las ollas, la molienda del maíz, el tamiz del metate, el agradable crujir de los leños y el rítmico palmoteo de las manos al preparar las tortillas despertaron en Patricia Quintana la pasión por la cocina mexicana.

El título de “Embajadora Culinaria” le fue otorgado por la Secretaría de Turismo y la Asociación de Restaurantes de México, gracias a su contribución al rescate de la cocina tradicional del territorio mexicano.

Estudió con reconocidos Máster Chefs como Paul Bocuse, Lenõtre, Chapel, los hermanos Troisgros y Michel Guérard, y ha alternado en el extranjero con chefs como Mark Miller, John Sedlar, Stephan Pyles, Dean Fearing, Jean Georges Von Richten y Daniel Bouloud.

Patricia Quintana publicó más de 25 libros que son considerados Patrimonio Cultural de México y que han sido traducidos a varios idiomas, como alemán e inglés.

Entre sus obras destacan: “La Cocina es Juego”, (1975); el Best Seller “The Taste of México”, (1986); “Puebla, la Cocina de los Ángeles”, (1992); “La Cocina de los Dioses del Agua”, (1994); “El Mulli”, (2005); “Polvo de Jade: la Esencia del Tiempo”, (2006); y la nueva serie de libros de la cocina de Patricia Quintana: “Recetas de los Sabores de México”, (2008).

Colaboró en el desarrollo del Libro de los 50 Años de la Canirac (2008) y en el mismo año participó en la creación de los libros “De Chef a Chef”, “La Vainilla Mexicana” y “El libro del Mezcal”.

Publicaciones de gran prestigio a nivel internacional como “The New York Times”, “ABC”, “El País”, “Bon Appetit”, “Condé Nast Traveler”, “Connoisseur” y “Food Arts”, entre otros, le han dedicado una serie de artículos a su trabajo. Asimismo, participó en programas de televisión como “El Gourmet”, en 2004, y en entrevistas para las cadenas ABC, NBC y CNN.

Recibió el Premio “Cuchara de Plata” otorgado por la revista “Food Arts”; el Premio del “Laurel de Oro” por parte de la Asociación México-España, y el Premio a “Empresario Restaurantero del Año”, entregado por la Canirac en México.

El amor por la gastronomía mexicana la llevó a dar clases, conferencias y eventos en diversas partes del mundo, como Estados Unidos, Hong Kong, Austria, Singapur, Tenerife y España.

Abrió su Restaurante “Izote” en la Ciudad de México, el cual fue catalogado como un estandarte de la cocina mexicana,  lleno de éxito llegó a su fin en 2013, convirtiéndose hoy en día en “Izote va a tu casa”, donde se ofrece el servicio de catering personalizado.

Creadora de la marca de aderezos “Gavilla”, la chef fue una defensora incansable de la gastronomía mexicana y su propuesta de cocina de autor renovó las tendencias que se difunden entre las nuevas generaciones, aportando su legado a la herencia cultural de México y del mundo.

En 2009, participó por segunda vez en el “Foro Internacional Madrid Fusión con nuevas ideas, nuevas creaciones  y nuevos conceptos- Fue creadora de la ruta Aromas y sabores de México, donde recorrió 28 estados de la República Mexicana con prensa especializada, chefs investigadores, operadores de viaje, columnistas y críticos de comida, para incursionar en el Turismo Gastronómico en México y comenzar a atraer un perfil de visitantes movidos por intereses culinarios. Fue nombrada por el Presidente de la República Mexicana como “Embajadora Turística de México”.

Le dio continuidad al gastro-turismo con la creación de “Sabores de la Tierra Mexicana” A. C., con el objetivo de dar a conocer la gastronomía de nuestro país. En 2014, comenzó la “Travesía Gastronómica”, con el fin de valorar el producto del mar y del campo, apreciando la tierra y plasmando en su cocina la versatilidad de platillos que pueden estar al alcance de todos. En este proyecto nuevo se encuentran involucradas las marcas Atún Dolores, Brunswick y su marca personal de aderezos, Gavilla.

Su interés por conocer cada detalle de la cocina mexicana la hicieron recopilar historias y vivencias de los mercados, pueblos y ciudades para resaltar las imágenes de las mujeres arraigadas a su diario vivir, ejecutando las bases de elaboración de las salsas, tortillas y diversos platillos; de ahí el romanticismo, belleza y dedicación que imprimió en cada una de sus recetas. A lo largo de su carrera, Patricia Quintana siempre buscó dejar un legado en la gastronomía mexicana.

Esta noche se elevó al cielo la estrella de la Gran PATRICIA QUINTANA, nos deja el corazón lleno de agradecimiento por el enorme trabajo que realizó a lo largo de su vida, por enaltecer y mostrarle al mundo la riqueza de nuestro país y sobre todo, por la mujer que luchó hasta el último instante.Gracias por esta huella imborrable que dejaste en los corazones de todos los que tuvimos el placer de conocerte. ¡Hasta siempre, querida Paty!

Posted by Gavilla de la cocina de Patricia Quintana on Monday, November 26, 2018