Huele a boicot para los 88.ª Premios de la Academia

 

Hablando de pensamientos radicales, “todo lo que los judíos tocan, se vuelve oro”. Bueno, todo lo que Donald Trump toca, lo daña. Así es, porque lo último que causó polémica fue su acusación a los Premios de la Academia de racista, por no haber considerado actores de color dentro de las nominaciones para esta entrega número 88 de los Oscar.

 

“… He visto durante años cómo afroamericanos han recibido Premios de la Academia y de hecho han sido representados”, señaló Trump. “Y este no es uno de esos, pero a lo largo de los años he visto numerosos actores negros y actores afroamericanos recibir premios y pienso que es genial. Este no es uno de esos años… Es una situación difícil”.

 

De esta forma comienzan los problemas. Unos días después la actriz, Jada Pinkett Smith fue la primera en manifestar su negativa a asistir a la premiación. Publicando un extenso discurso a través de su cuenta personal en Facebook, “En los Oscar, la gente de color siempre es bienvenida para presentar premios… incluso para entretener, pero raramente son reconocidos por sus logros artísticos. ¿Deberíamos abstenernos todos juntos de participar en ellos?”, dijo, incitando a un boicot contra los premios. Más aún, su principal argumento fue “¿No es hora de que la gente de color se den cuenta cuánto poder e influencia ha logrado que ya no necesita ser invitada a un lugar?”.

 

Por otro lado, Cheryl Boone Isaacs, quien es la primera presidenta de color de la Academia y la tercera mujer en obtener ese puesto, emprendió una iniciativa llamada A2020 para ayudar a remediar el problema motivando a la industria a dar más oportunidades a las mujeres y a las minorías.

 

La Academia no tiene poder sobre Hollywood. No tenemos nada que ver con la contratación”, declaró en un comunicado en aquel entonces. “Lo que podemos hacer es fomentar a que amplíen su perspectiva”.

 

Lo cierto es que ahora es el esposo de Jada, Will Smith, quien se suma al boicot, y con él son ahora tres puestos de las personalidades que no asistirán. Mientras que posiblemente se pueda sentir una tensión por el tema racial, durante las próxima entrega de los premios Oscar.

Comparte tu opinión