Utiliza la energía sexual para adquirir esa conexión especial con tu pareja. ¡Practica el sexo tántrico y disfruta de un momento placentero en equilibrio y paz!

¿De qué trata?

El sexo tántrico se centra en una filosofía de vida de origen oriental, que tiene más de 4 mil años de antigüedad: energías y sexo.

Desde décadas pasadas se explica que: “el Tantra no tiene como objetivo principal llegar a la eyaculación, sino disfrutar, –como si de una danza se tratase–, de cada momento del sexo. Sobre cómo descubrir y aplicar el sexo tántrico hay mucho escrito, pero cada persona puede llevarlo a cabo de una forma distinta, desde la más ortodoxa hasta la más occidentalizada

Claves para experimentar el sexo tántrico

  1. Vive el ahora: aparta los problemas externos que no se vinculan con ese momento. ¡Vive el presente!
  2. Aceptación de tu cuerpo: es un punto donde tienes que trabajar tu autoestima. Si estás más pendiente de la celulitis o de que no te has depilado, no podrás llegar al sexo tántrico.
  3. Determina un ambiente armónico: no se pide nada más que dos cuerpos envueltos en la atmósfera, con la luz, los olores y posiblemente comida.
  4. Expresa lo que piensas y sientes: recuerda que la sexualidad es un acto íntimo de comunicación constante y fluida. Di lo que te gusta y lo que no, así disfrutarán todo el proceso sexual.

Pero la experimentación va más allá, y al tener claros estos puntos, podrás avanzar y experimentar un ritual sexual que seguramente, será inolvidable.

Los primeros pasos en el Tantra que debes conocer:

  • Respiración: es fundamental que controles y sincronices la respiración en conjunto a tu pareja para poder entrar en la misma energía.
  • Sentir y sentir mucho más: que el abrazo que sientan ambos sea la respuesta a todas esas sensaciones que el momento les trasmite: paz, alegría, protección… no demores en besarlo, olerlo, acariciarlo. Disfruten su momento.
  • Confianza plena: cierra los ojos y déjate llevar. ¡Confía en tu pareja!
  • Disfrute del cuerpo: al aceptarte tal y como eres, también que ames el cuerpo de la persona que te acompaña, hazle sentir que su cuerpo es tu templo.
  • Adiós reloj: en el sexo tántrico, no hay tiempo que valga, solo una cosa importa y es el ahora, el presente y la experiencia que ambos se regalan. Olvídense del tiempo, no midan las horas.

El sexo tántrico, además de una forma diferente de sexualidad, es un estilo de vida, un ritual y tú puedes hacer de tus momentos eróticos, el equilibrio y la fuente de energía que necesitas para la intimidad.

¿Sabías que…?

El sexo tántrico se debe practicar en el suelo, encima de una manta. Esto favorece a la realización de muchos movimientos en el acto sexual. 

La postura ideal es el abrazo tántrico, donde la mujer abraza a su pareja con brazos y piernas, desplomándose sobre de las rodillas del hombre. 

LEER MÁS SOBRE: SEXO Y LÁGRIMAS: CONOCE EL PORQUÉ LAS MUJERES LLORAN DURANTE EL ORGASMO

 

Comparte tu opinión