¿Ustedes se imaginan en la actualidad sin tecnología? Realmente yo tampoco  pero sería interesante tocar algunos aspectos para manejar este tema en familia. ¿Cómo lograr el equilibrio? 

En familia podemos disfrutar de un buen rato sentados al frente dela TV; papá e hijo disfrutando sus videos juegos favoritos mientras mamá usa la APP de súper para pedir su lista de productos. ¿Cierto? pero hay una realidad que no es invisible; y es que la tecnología también nos aleja como si existieran kilómetros de mares entre una habitación y la otra.

Según un estudio publicado por la investigadora y lingüista Anna V. Sosa, del Departamento de Investigación y Desórdenes de la Comunicación, de la Universidad de Arizona del Norte, los juguetes electrónicos, la tv, celulares, reducen la interacción entre padres e hijos, lo que retrasa el aprendizaje de los pequeños.

Yajaira Nucette, psicóloga infanto juvenil, especialista en Legoterapia explica que «esto se produce porque los papás, quienes son los que estimulan a sus hijos a que aprendan la parte lingüística, tienden a hablar menos y a responder menos a los balbuceos de los bebés cuando juegan con juguetes electrónicos.»

La tecnología tiene sus «pro»

Psicológicamente hablando, encontramos que la tecnología puede mejorar el vínculo entre padres ya que pueden mantenerse constantemente comunicados.

Nos dan acceso directo a lo que esta pasando en el mundo, además que todo ello contribuye al ocio  entretenimiento tan necesario en una sociedad convulsionada y con altos niveles de estrés.

Por ejemplo el uso de consolas, les ayuda a sus habilidades oculo-manuales, incrementa la atención, relaja, distrae al adolescente de otros peligros característicos de su edad, entre otros beneficios.

MIRA ESTE POST: ¡JUGUEMOS LEGO EN FAMILIA! IDEAL EN TIEMPOS DE CUARENTENA
Foto de Michael Morse en Pexels

Foto de Michael Morse en Pexels

¿Cómo equilibrar el uso de la tecnología en casa?

Nucette nos aconseja que es importante equilibrar, controlar y limitar el tiempo que su hijo y sus papas pasan jugando con videojuegos, mirando la televisión o utilizando la computadora y la Internet; para ello podemos seguir los siguientes puntos:

1. TÚ, mamá; sé un buen ejemplo: limitemos también el tiempo que se dedica a ver la TV, uso de celulares.

2. Propón otras opciones distintas que sean divertidas: paseos, lecturas, juegos de mesa, deportes.

3. Compartan juntos de todos estos dispositivos tecnológicos: pueden ser un medio de vinculación especialmente con adolescentes. Una tarde de peli y cotufas, por ejemplo.

4. Supervisa y supervisa: programas, conexiones, personas con las que se comunican sus hijos. Ellos no están preparados cognitivamente para poder ser críticos y analizar todo aquello que se les presenta en la televisión, de esta forma al observar con tanta frecuencia imágenes violentas pueden habituarse a tales formas de resolver conflictos y pensar que es una manera natural de solucionar problemas.

5. Los padres son responsables de hacer una selección de aquello que llega a sus hijos, y de participar activamente en la interpretación que los niños están haciendo de lo que ven y oyen.

6. Ofrecer con frecuencia actividades al aire libre para toda la familia.

7. Fomentar en ellos con el paso del tiempo la capacidad para que decidan
responsablemente cuánto tiempo van a dedicar a tv, videojuegos.

Con tantos beneficios, ¿cómo podemos resistirnos al avance de la tecnología? Es cuestión de mantener un equilibrio, educar y dar ejemplos.



CHECA: CÓDIGO DE ÉTICA DIGITAL FAMILIAR

Comparte tu opinión