¿Seré o no seré ninfómana? ¿Cuál es la diferencia entre el gusto y el gusto excesivo por el sexo? ¿Hay características bastantes peculiares que diferencia un gusto por una adicción “al sexo»?

El término se aplica a mujeres con deseos compulsivos de tener relaciones sexuales o de masturbarse sin sentirse satisfechas a largo plazo y muchos lo creen sinónimo de sexo-adicción en mujeres. El nombre para los hombres que sienten eso es: satiriasis.”

Suena hasta chistoso pero puede tener lados oscuros. Los expertos en salud explican que las personas que lo padecen pueden afectar la salud, el trabajo y la relación con amigos y pareja, si es que no logran satisfacer sus deseos sexuales.

ESTE TEMA TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: SEXO: DIME CUÁNTO DURAS Y TE DIRÉ QUÉ TANTO DISFRUTAS

Señales de una mujer ninfómana: ¿cuántas te pasan?

Carlos Chiclana, psiquiatra e investigador de la Universidad San Pablo CEU de Madrid, indica las señales para identificar a una mujer ninfómana:

  1. Deseo sexual incansable:  se puede generar si la persona no llega a experimentar un orgasmo completo y se queda satisfecha e insaciable. Y esto impacta tu vida laboral y social… ¿escapadas recurrentes al baño en horas laborales para «un rapidín»? ¿O en cada reunión social que tienes?
  2. Relaciones coitales en todo momento: relacionar todo con sexo, no es normal y puede ser otro síntoma.
  3. Pornografía: es una salida para incrementar las sensaciones de placer y si es de forma recurrente, mejor para una mujer adicta al sexo.
  4. Libido anormal: “Robert Weiss, director del Sexual Recovery Institute en Los Ángeles, California, afirma que estados como la fase maníaca del trastorno bipolar o el uso de algunos medicamentos pueden provocar súbitamente el aumento de la libido.”
  5. Masturbación: es totalmente normal que una mujer se masturbe, siempre que no se convierte en algo obsesivo que está fuera de control, según el médico sexólogo y terapeuta Joan Mir Pizá.
  6. ¿Ansiedad o depresión?: las personas que sufren de depresión, estrés, ansiedad o soledad son propensas a ser ninfómanas.

¿Eres o no eres? Si consideras que tu pasión por el sexo es incontrolable, puedes recurrir a un sexólogo que te oriente y puedas canalizar esta patología.



LEER MÁS SOBRE: ¿DÓNDE QUEDÓ EL SEXO ANTE EL COVID-19?

Comparte tu opinión