Decir que Milano vive por la Moda sería demasiado modesto. Esta ciudad, respira, siente, sufre, ríe, goza, se actualiza cada día,  y trabaja con fanatismo  para la moda. Incluso protegen muchísimo su industria, conceptos y la forma como desean presentarla. Sin dejar  de ser amables y queridos con los espectadores. Es muy gratificante poder vivir esta experiencia y más en esta ciudad que, como yo, adora la moda y todo lo que la envuelve.

De los shows más destacados mencionaré el de Armani o “El rey de Milano”, (tiene Armani Hotel, Armani Casa, Armani Bar, Armani Fiori,  etc…) que presentó una colección muy libre y un tanto futurista. Fiel a la paleta de colores que ha venido usando (tonalidades de azulejos, grises y negros y colores que los complementan), mostró muchos shorts tipo bermudas a media rodilla, que a mi criterio serán difíciles de vender. También utilizó muchísimo los flecos en las caídas de las faldas y debajo de las mangas, esto junto con transparencias en vestidos y camisas con estampados de hojas, muy sutiles a la vista.

ARMANI

ARMANI

Etro: nadie puede tener mejor onda que esta marca. Lo que Veronica Etro logra temporada tras temporada es incomparable en el mercado. Hablo de una pasarela muy bohemia.

Estampados monocromáticos abrieron el show, todo con una geometría muy art deco. En siluetas no hubo una propuesta innovadora, todo estuvo muy acorde a esta tendencia recargada y asimétrica, pero la combinación de los colores, telas y secuencias  en sus estampados lograron un efecto único. Algo digno para la mujer fuerte en su profesión, que al final del día le gusta divertirse. Yo me identifiqué mucho con la marca,  diría que la onda fue un etéro urbano chic. Toda la pasarela se realizó al ritmo de la música de Led Zeppeling.

ETRO

ETRO

Después vino el turno de Donatella con Versace que reestructuró un poco su “look”. Siempre fiel a la sensualidad que ofrece como marca, esta vez toma  una apariencia mucho más sport. Una colección muy amplia: vestidos, trajes tipo suit, mini faldas, pantalones de corte tubito, que luce a una mujer Versace independiente, y  fuerte. De hecho es curioso, pero casi todas las marca implementaron un poco la vestimenta masculina en ellas, pero haciéndolas ver muy femeninas. Lo que mas me llama la atención son las chaquetas tipo chalecos que flotan al caminar y con un corte de redondez en su acabado final, hechas de telas tipo impermeables, no se veían pesadas en la pasarela  y generaron   un atuendo con un look un  arriesgado y sexy.

Versace

Versace

De los más destacados de la pasarela tenemos a Bottega Veneta que celebró su aniversario numero 50 y a Tomas Maier con su numero 15 como director creativo de la marca. Botegga ya tiene tiempo siendo una marca que lo logra muy bien. Cada temporada se ve renovada, al punto con  la tendencia y nada aburridas. Esta colección en particular para mi tuvo algo extra. Puede que haya sido el final cuando la modelo del momento Gigi Hamid sale de la mano de Lauren Hutton, vestida con un jumper de tafetán rosa viejo y Lauren con un abrigo trench. Una colección muy elegante y completa. Si, un poco exagerada en su ejecución, en los abrigos grandes, en los escotes intrincados o en  las telas exageradas. como el vestido tipo trench color fucsia de cuero, pero  igual no dejaron de verse elegantes y muy fáciles de vestir.

 Bottega Veneta

Bottega Veneta

El ultimo día

Consuelo Castiglione empezó el día con Marni.

Marni es una marca de mujeres, manejada por mujeres, hecha para mujeres. Esta colección fue muy artística y combinó lo abstracto con el diseño conceptual. Presentó muchos cortes casi arquitectónicos, que de paso mostraban  una técnica decorativa  muy elaborada en los estampados, de cómo los textiles se entremezclan para crear un atuendo. Las que más llamaron la atención fueron las carteras que salían como bolsillos gigantes desde la cintura. Completamente innovador y aunque extravagante, no se veía mal ni imposible de usar. Para mi, el trabajo de un vestido de verano floreado, a una manga con un drapeado que se adjunta al mismo vestido, creando una especie de corte de entre pierna (sin mostrar piel)  y además plisado es sin duda un gran  trabajo verdaderamente pensando. Algo que a lo mejor se ve “simple” tiene indudablemente una elaboración delicada, muy bien pensada y al ver como cae pareciera prácticamente estar hecho en el cuerpo de la modelo para poder  generar la fluidez que esta llevaba al caminar.

Marni

Marni

Dolce… Oh Dolce. 

Steffano Gabana y Domenico Dolce siempre han sido muy fieles a sus raíces italianas del sur y esta vez no fue la excepción. Una colección muy exuberante, muy femenina y muy cargada en detalles dio la pauta a lo que la mujer chic debe usar el próximo verano a la hora de vacacionar. Shorts minis, un poco al estilo Hamilton en su decor, camisas, franelas, vestidos, tops y chaquetas cargadas en decoración, bordados y colores  fueron protagonistas de una pasarela muy viva, muy audaz acompañados de mini carteras  redondas como mini tambores que se vieron de lo mas elegantes. Al final las modelos que salieron con franelas D&G y shorts de brocados dorados fueron acompañadas por niños sicilianos que son bailarines “hip-hop” en sus calles dándole a la pasarela un toque actual, un toque muy urbano y un toque muy, pero muy humano.

dolce-gabbana

Angela Missoni fue de las ultimas en presentar y ofreció una colección muy orgánica, muy simple y similar a Prada con el concepto de “hay que enfocarse en el hoy”. Si lo que se deseaba era simpleza, se logró. La marca conocida por sus telas y sus tejidos, combinó colores tierra con siluetas simples. Lo que más me llama la atención fueron zarcillos exagerados y en formas de círculos también hechos de finos hilos tejidos muy pero muy bonitos combinando uno o dos colores.

 Adiós Milano

Hay diseñadores de los que no hablamos pues las presentaciones en Milano son muchas y todas muy ricas. Es una ciudad que logra integrar al mundo de la moda a cualquier persona, incluso al mas desinteresado en el tema. Es la capital del diseño. Es la capital de la creación, de la estética de lo lindo y esto fue lo que se vio. Mucho diseño, mucha creación y sobretodo mucha belleza. Para un país que se ve en situaciones socio- políticas complicadas este rubro sin duda está levantando a la sociedad y aportando una fuerza no solo creativa como económica importante. Es increíble lo que una ciudad puede lograr en ti cuando su espíritu es tan fuerte.

Totalmente inspirada e impregnada de arte, creación, belleza y diseño me despido a nuestro ultimo destino. Ciao Milano y Bon Jour Paris.

Comparte tu opinión