Ya se han completado cuatro intensos  días de la Semana de la Moda NYFW y pareciera que la tendencia apunta a una dirección que podemos definir como un “Caos Bajo Control”. Lo que ha sido una gama de expresivos shows, cada uno mostrando la irreverencia del mundo de la moda en su máxima expresión, nos muestra una actitud que se pueden definir como una rebeldía controlada.

Me explico… no es un desorden en diseño, todo lo contrario. El diseño, siluetas y uso de color, pareciera estar inteligentemente direccionado hacía un cambio. Cortes muy rectos y alargados, colores familiares al otoño pero combinados con matices claros, siluetas que sean afines a un futuro ya imaginado versus a lo ya tradicional, están reinando en las pasarelas.

Mas allá de los shows que atraen al público, como mencionado anteriormente, el de Kanye West para Yeezy y el de Rihanna para Puma, diseñadores como Alexander Wang, Victoria Beckham, Jason Wu, Kate Spade, Mr. Self Portrait, y Altuzarra están atreviéndose a propuestas diferentes pero con cierta medida de control aún pareciera tenemos la sutil impresión de que que nuestros favoritos no terminan de atreverse 100% al riesgo y a la innovación. 

Hablando de shows empezamos por el de Rihanna para Fenty x Puma. El show no fue mas que una presentación de la ropa de tallas grandes en modelos petite, mucho branding y básicamente una réplica del “street style” de la cantante. En realidad no hay mucha diferencia entre una foto de Riri tomada por un paparazzi. ¿Lo que se mostró en la pasarela comercialmente promete? Sí, sobretodo para un target el cual el branding, la comodidad y la irreverencia del estilo (que en realidad no es mas que imitar a la cantante) se define.

Luego tenemos shows como Victoria Beckham, quien continua sorprendiendo a los críticos con una colección que se asienta a la elegancia del cuerpo de la mujer, la hace sexy sin mostrar mayor esfuerzo y no pierde el factor de verse high fashion. Los colores muy otoñales definidos por un verde militar. Victoria mostró una colección conservadora pero con abrigos de tamaños interesantes y cortes muy rectos.

Otros diseñadores como Jason Wu, Kate Spade y Altuzarra no se alejan del romanticismo pero, repiten cambios en las siluetas. Estamos pasando de una tendencia femenina de prendas ajustadas o tallas al cuerpo y entrando en un mundo donde la ropa estructuralmente holgada sin descuido, tiene una visual casi arquitectónica de la mujer sin hacerle ver cuadrada. Los colores también sorprenden porque en su mayoría, los diseñadores están mezclando colores de tonalidades azules, rosas y grises claros con los colores que conocemos de otoño dándole un sentimiento mucho mas delicado a las prendas.

Alexander Wang es uno de los diseñadores que parece haber crecido mucho desde su última colección y su salida del estudio de Balenciaga, aunque se puede decir que los estampados de hojas de marihuana y los sombreros fucsias fueron un poco ‘too much,’. De cualquier manera el contexto de su colección sorprendió. Coherencia en cada pieza muestra el sentimiento urbano de la mujer, con una rebeldía sin menoscabo de elegancia. Los tamaños de las prendas no eran “oversize” pero tampoco de entallados al cuerpo, lo que se suma a mi  percepción de que la tendencia esta cambiando.

Seguiremos informando sobre las sorpresas de la pasarela y el sentimiento de la ciudad. Hasta ahora vivimos el fin de semana mas frío en la historia con temperaturas de -20 C, de hecho el show de Moncler en las afueras de Lincoln Center nos hizo sentir muy “The Revenant”. También fue el fin de semana de San Valentín, pero entre tanto fashion y tanto frío casi pasa de desapercibido. De hecho la única diseñadora que tuvo gestos del día de San Valentín fue DVF que mostró una colección diferente, muy de su estilo de años 70’s pero, con una vibra mucho más hacía las compras masiva y por ende mucho menos high fashion. Al parecer la diseñadora tendrá un cambio de dirección en su estrategia de venta y diseños apostando mas a un ‘mass market’ que a un target selectivo.

Gabi Ramos es asistente de moda en Nueva York.

Sigue la conversación en: #KenaNYFW by Gabi Ramos.

 

 

Comparte tu opinión