¿Existe una relación entre lo que comes y tu buen humor? Ten a la mano algunas de estas comidas y se feliz.

¿Lo has notado?

A veces sientes que lo único que te falta es un empujoncito que sepa delicioso para mejorar tu humor después de una larga jornada llenada de contratiempos.

Ya sabemos que el chocolate nos ayuda a luchar contra ese estado Grinch que tenemos por dentro, pero ¿no te da curiosidad saber cuáles otros alimentos puedan ayudar a liberarte de tanto enojo?

Que no falte en tu cocina o en tu bolsa

  • Nueces: Estudios científicos han demostrado que las personas que tienen los ácidos grasos bajos, suelen sufrir ataques depresivos, cambios de humor repentinos y suelen ser muy pesimistas. ¡Las nueces lo nivelan! Contienen ácidos grasos omega-3 y grasas poliinsaturadas que nuestro organismo no genera. Ideal para combatir el mal humor de forma saludable.
  • Semillitas de ajonjolí: hay algo que se llama treonina que viene en las vitaminas B y los expertos explican que cuando estos niveles se encuentran bajos en el organismo, suele generar irritabilidad y tristeza crónica. Estas semillas también conocidas como «sésamo» te pueden ayudar, ya que son ricas en vitamina B. ¡Justo lo que le hace falta a tu organismo! Puedes esparcirlas en las solas o ensaladas.
  • Espinacas: Posee Vitaminas, calcio, fibras y pocas calorías. Pero la función protagonista que trabaja contra el mal humor es el zinc. Este mineral tiene una alta influencia en regular el estado de ánimo. Con una rica crema de espinacas, tortillas o una ensalada light podrás alimentarte para estar saludable y sonriente siempre.
  • Espárragos: ¡Sí!, los espárragos ayudan a que tu mal genio fluya. Los expertos han confirmado que son alimentos afrodisíacos y ¿a quién no le mejora el ánimo así? En la lista del súper no puede faltar este rico aderezo.

Las grasas no ayudan

La doctora Lina Begdache, profesora adjunta de Salud y bienestar de la Universidad Binghamton en Nueva York, afirma que “el estado de ánimo depende de lo que comemos y lo que debemos comer cambia con la edad”. Según estudios realizados por la ella y sus colegas notaron que las personas que consumen en mayor cantidad comidas rápidas o chatarras, son los jóvenes menores de 30 años, causando mayores niveles de angustia en su día a día.

Begdache explica que los alimentos ricos en grasas “provoca una respuesta inflamatoria de bajo grado en el cuerpo, que, a su vez, está relacionada con la ansiedad y la depresión, tanto en investigaciones en animales como en humanos».

Lo que comes y como lo comes ayuda a tener una vida feliz y positiva 

LEER MÁS SOBRE: ALIMENTOS QUE MEJORAN LA CALIDAD DEL SUEÑO

Comparte tu opinión