¡Sí! así es, el pistache es maravilloso, puesto que es rico en riboflavina, luteína  y zeaxantina, las cuales actúan como antioxidantes y protegen tu piel del daño solar. 

Para que te lo comas de una manera diferente y deliciosa te dejamos esta receta fácil y con muchos beneficios para tu salud.

¡Manos a la obra! 

¿Qué necesitas? 

1/2 taza de pistache sin cáscara

4 tazas de crema dulce

1 taza de azúcar

1 yema de huevo

¿Cómo lo preparas?

1- Coloca los pistaches en una olla y agrega la mitad de la crema dulce y el azúca; cocina a fuego bajo durante 20 minutos.

2- Licúa la mezcla mientras esté caliente, añadiendo la yema y el resto de crema. Continúa batiendo un par de minutos.

3- Congele la mezcla de pistache y posteriormente triturarla en el procesador de alimentos. Sirve al momento.

¡La Clave!

Déjalo congelar durante 60 minutos. Rinde para 8 porciones.

¡A comer!

 

Kena Recetas, Revista Kena Cuaresma  

 

Comparte tu opinión