Va llegando tu bebé a tu vida y comienzas a preguntarte un montón de cosas. Además, no falta la confusión causada por tantas opiniones y consejos (bien intencionados, claro, pero ¡confunden!). Así que ya no sabes si bañarlo en brazos, en tina, de vez en cuando, todos los días…

El recién nacido

En esta etapa el pequeñito no suda y de hecho, muchos recién nacidos tienen aún una capa llamada vérnix caseosa que protege al bebé dentro del útero. Puedes dejar que vaya desapareciendo solita.

Un punto muy importante es cuidar el cordón umbilical. Se recomienda no sumergir al bebé en agua hasta que hayan pasado dos días después de que el cordón haya caído totalmente, antes, baños de esponja es suficiente. Puedes limpiar el cordón con alcohol o solo agua y jabón neutro.

La hora del baño

Es importante que el agua esté calientita, sin llegar a quemar. De preferencia, la habitación también, lejos de corrientes de aire.

Una técnica fácil es colocar al peque en una tinita y comenzar por la cabeza e ir bajando.

Es muy importante utilizar los productos adecuados para su delicada piel, en especial en recién nacidos. El baño debe de tardar unos cinco minutos, no es necesario que sea súper largo. Después, sécalo y colócale algún humectante también para recién nacidos.

Los primeros meses puedes bañarlo cada tercer día.

No olvides la zona del pañal. Limpia y seca bien, no debe de haber humedad. Después puedes aplicar una capa de Vitacilina bebé pomada para prevenir rozaduras que es muy buena para su piel. Gracias a su Óxido de Zinc tiene una acción secante, es decir, que disminuye la humedad, además, tiene acción astringente, lo que produce un efecto de tracción del tejido, propiciando acciones antiinflamatorrias y antihemorrágicas, facilitando la cicatrización de heridas.

¿Cuáles son los beneficios del baño?

  • lo relaja
  • lo refresca
  • elimina residuos de suciedad
  • pueden generar una conexión única
  • ¡es divertido!

Importancia de generar hábitos de higiene

Que el pequeño desde recién nacido sepa que cuidar de sí mismo, su salud y presencia es muy importante. Así aprende de autoestima pero también de responsabilidad.

Lo que tiene que aprender es a bañarse, peinarse, cepillarse los dientes y lavarse las manos. Claro, al principio el adulto es quien realiza la limpieza, después va a ir enseñando al pequeño a hacerlo, quien comenzará a cuidarse con supervisión de mamá o papá.

No olvides que Vitacilina Bebé te acompaña en esta mágica etapa de sus vidas.

https://www.vitacilinabebe.com/

https://www.facebook.com/VitacilinaBebe/

Comparte tu opinión