Banner-Kena-Horoscopos-2021-Descarga-Revista

Cada casa real se mantiene fiel a sus tradiciones y costumbres en estas celebraciones, como ejemplo para sus conciudadanos

 

¡Navidad! Y como muchos otros en el mundo, las familias reales permanecen juntas para tan especiales fechas. Pero lo primero que llama la atención cuando hablamos de la Nochebuena, es su permanencia a través de los siglos y lo recurrente de sus elementos y sus símbolos, tanto como la realeza.

 

De cara a las próximas festividades, encontramos interesante cómo las casas reales realizan dentro de su protocolo, las actividades tradicionales que identifican a sus naciones y que siempre despiertan el interés colectivo en general, patriótico o no; ya que son una manifestación de unidad familiar.

 

 

Los duques de cambridge junto a sus hijos, George y Charlotte.

Los duques de Cambridge junto a sus hijos, George y Charlotte.

Los Windsor de Inglaterra

 

Son, dentro del espectro de la realeza, una de las familias que posee mayor notoriedad, y también quienes tienen muy arraigadas tradiciones que incluyen la caza, un deporte en el que siempre ha incursionado la misma Reina Isabel II.

 

La tradición dicta que las fiestas comienzan cuando todos se reúnan en Sandringham House, donde tomaran el té de la tarde en víspera de navidad. En una usanza iniciada por la esposa danesa de Eduardo VII, la reina Alexandra, los Windsor intercambian sus regalos siempre en el día de Nochebuena.

 

Todos los paquetes se distribuyen en mesas de caballete en orden jerárquico: los regalos de la Reina en primer lugar, seguidos por los del Duque de Edimburgo, el Príncipe de Gales y su esposa, la Duquesa de Cornualles; seguidos de los hijos del príncipe Williams, la duquesa Catherine y los del pequeño Jorge…

 

Mientras que el Día de San Esteban –el 26 de diciembre, también llamado como “Boxing Day”, históricamente se acostumbraba abrir las cajas de limosnas en las iglesias y se distribuía el dinero a los pobres, mientras que los sirvientes recibían regalos y cajas de sus empleadores-; será el día en que los hombres de la familia real se reunirán para una mañana de caza dirigida por el Duque de Edimburgo. En pro de la tradición que dicta que es un día de deportes, caminatas y eventos para recaudar fondos.

 

 

Las princesa Leonor y Sofía en el saludo navideño de 2015.

Las princesa Leonor y Sofía en el saludo navideño de 2015.

Los Borbones de España

 

 

Todos lo años las fiestas comienzan el 20 de diciembre, ya que la infanta Elena cumple años ese día y dicha celebración es la excusa perfecta para entrar, en familia, en la antesala de la Navidad.

 

Parte de su expresión cultural es el discurso con el cual el Rey se adentra en el hogar de muchos conciudadanos. Esperanza y buenos deseos son su mensaje. La familia real se reúne para disfrutar de la cena tradicional y continuar con la Nochebuena juntos, en una mesa llena de platillos típicos como sopa de almendras doradas, pavo, besugo o lombarda acompañando al cordero.

 

No habrá momento más cumbre, que cuando los rostros de los niños se llenan de sorpresa al abrir sus regalos; tras la espera por tratar de ver a Papá Noel, alter ego del San Nicolás griego -patrón de los marineros-.

 

 

El señor Christopher O'Neiil, los principes Leonore, Magdalena, Daniel, Estelle, Victoria, Sofia y Carlos Felipe de Suecia junto a los reyes Silvia y Carlos XVI Gustavo de Suecia. 2015.

El señor Christopher O’Neiil, los principes Leonore, Magdalena, Daniel, Estelle, Victoria, Sofia y Carlos Felipe de Suecia junto a los reyes Silvia y Carlos XVI Gustavo de Suecia. 2015.

 

 

Los Bernadotte de Suecia

 

Si hay algo muy tradicional para estas fiestas son las postales navideñas que cada familia real hace llegar con sus buenos deseos y voluntad para la Navidad. Y ese es el caso de la familia real Bernadotte, quienes cada año nos sorprenden con una foto que contempla a todo el circulo familiar.

 

Caracterizados por sus formas poco ortodoxas, los Bernadotte para este año deberán promover y trasmitir mucha unión familiar en vista de los dos eventos por los cuales este año nos hicieron sonreír; ¡Claro que si! Porque esa es la energía esplendorosa que emanan un matrimonio y un bautizo.

 

Tras la boda de los príncipes Carlos Felipe y Sofía de Suecia, el pasado 13 de junio; y el bautizo del príncipe Nicolás, hijo de la princesa Magdalena de Suecia y Chris O’Neill, otras noticias llenan de regocijo a la familia real, como los embarazos de la princesa sucesora Victoria y la princesa Sofía, recientemente casada. ¡Más que celebrar en esta Navidad!.

Comparte tu opinión