Lucas Warren se convirtió en el bebé Gerber 2018. Tiene apenas un año de edad y fue escogido entre los 140.000 participantes del concurso organizado por la marca de alimentación infantil.

Lucas es natural de Georgia, Estados Unidos, y presenta la trisomía 21, es decir, tiene síndrome de Down.

Una sonrisa que derrite

Su madre, Cortney Warren,  publicó esta foto de Lucas en Instagram usando el hashtag del concurso y, una vez terminado, recibió la noticia: su hijo sería el Gerber Spokesbaby de 2018.

Lo cierto es que la simpatía de Lucas conquista a cualquiera, también al equipo de Gerber. Desborda alegría y ganas de vivir. Bill Partyka, CEO y presidente de Gerber, explica que la sonrisa y expresión de felicidad de Lucas les robó el corazón.

“Cada año, elegimos al bebé que mejor represente el legado de Gerber y este año Lucas encaja perfectamente con lo que queremos transmitir”, añadió Partyka.

Sus padres lo describen como un niño “muy extrovertido” y esperan que su elección haga reflexionar a la sociedad sobre la importancia de apoyar y aceptar a las personas con necesidades especiales. “Ojalá que se ayude a más personas con necesidades especiales a ser aceptadas y no limitadas”, comentó su padre, Jason Warren.

 

“Las madres especiales…” un poderoso texto que tienes que leer

Comparte tu opinión