¿Qué sucede en México en cuanto al cáncer y las mujeres? Más allá del mes rosa (octubre), el cáncer es una enfermedad muy común y pocas veces ponemos atención en esa parte. Tenemos que hablar de ello, todo el tiempo.

Mayra Galindo, directora de la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer (AMLCC), nos cuenta de la campaña contra el cáncer, hábitos de las mexicanas y de ella misma, su camino y aprendizaje.

¿Cómo y por qué empiezan con esta campaña?

Está campaña se lanzó en agosto, en el marco del mes nacional Contra el cáncer cervicouterino.

La Asociación Mexicana de lucha contra el cáncer solicitó que hubiera este día durante mucho tiempo hasta que por fin se logró (el 9 de agosto) ya que es importante tener una fecha en donde reforzar el tema de los diferentes tipos de Cáncer y que se pueda hablar de los síntomas de los factores de riesgo de la prevención si existe o de la detección oportuna.

En el marco de este mes se desarrolló la campaña para sensibilizar a las mujeres a realizarse las pruebas de detección oportuna para la detección de este tipo de cáncer.

Este tipo de cáncer debería de estar en límites más reducidos ya que a través de la vacuna y de las pruebas de detección temprana podría eliminarse.

Consideramos que estas campañas deberían de ser permanentes para estar constantemente informando a las mujeres sobre las diferentes formas de prevención primaria que es la vacuna y de prevención secundaria que son estas pruebas del papanicolau y con el método de pcr para reducirla probabilidad de padecer cáncer

¿Qué tan común es este tipo de cáncer?

Este tipo de cáncer ocupa el segundo lugar después del cáncer de mama.

El mayor factor de riesgo para padecer este cáncer es tener múltiples parejas sin protección. Otro factor de riesgo es padecer enfermedades venéreas. Y otros actores pueden ser: el consumo del tabaco y no acudir hacerse una revisión anual a través del papanicolau o de la prueba del PCR para reconocer existencia de papiloma humano.

Estas pruebas detectan en etapas tempranas alguna lesión precancerosa que puede ser tratada y como lo dice nuestra campaña: reescribir la vida de una persona que supuestamente tendría que ser.

¿Qué pasa con las mexicanas que no nos revisamos?

Nos falta educación básica en el tema de prevención, por pudor; por machismo, médicos hombres; por lejanía de los servicios; por costo; por indolencia, por pensar que a uno no le va a pasar, por miedo a que le diagnostiquen algo.

¿Cuáles son los focos rojos a tomar en cuenta?

Síntomas de alarma: flujo vaginal, sangrado, dolor en las relaciones…

Este cáncer como muchos otros son silenciosos, no dan síntomas hasta que están avanzados sus procesos. Por eso la recomendación de revisarse una vez al año.

Danos tres consejos para cuidarnos y estar pendientes a las mujeres KENA.

Si somos mamás, informar a nuestras hijas de la importancia de la prevención del Cáncer cervicouterino es de los pocos cánceres que pueden evitarse.

De la importancia de hacer un lado el miedo y el pudor (en estos casos) para aprovechar el tiempo que nos da este cáncer (de una lesión a un cáncer pueden pasar más de 10 años) para hacernos los estudios recomendados por nuestro médico. El papanicolau es gratuito y ahora también el PCR ya lo va a tener el sistema de salud, no es un tema económico.

¡Uno debe ser responsable de su salud! Cuidarse, vigilar su cuerpo y asistir al médico antes cualquier anormalidad

Háblanos de la Asociación

Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer, A.C., les platico que esta asociación tiene 48 años de haber sido fundada, por el secretario de salud, Jorge Jiménez Cantú, en 1972, con la idea de recaudar fondos para los programas de cáncer e investigación que se llevaban en la secretaría.

Con el paso del tiempo, y el creciente cáncer, la asociación hace unas alianzas con instituciones como el Inca y el Instituto Nacional de la Nutrición, así como con el Hospital General, en la sección de hematología para apoyar a los pacientes diagnosticados con cáncer con sus tratamientos de quimioterapia, al través de la entrega de estos recursos directamente a la institución, sin pasar por las manos de los pacientes.

Para cuando la AMLCC cumplió 25 años, entró a México la campaña de Avon contra el cáncer de la mujer, y esto fue un parteaguas en el tema del cáncer, principalmente en el cáncer de mama.  La AMLCC recibió todo lo recaudado en sus campañas anuales y esto se dedicó a la compra de mastografías para entregar a lo largo y ancho del país.  Esto ocasionó que el cáncer de mama superara en número de muertes al cáncer cérvicouterino, y se abrió el tema para que las mujeres pudieran expresarse sobre su cáncer y empoderarse con el tema.  Esto no ha sido así con el cáncer cérvico uterino. Esta alianza con Avon, ayudo mucho a la AMLCC a posicionarse en toda la república, con la donación de estas mastografías.

Para actualizar la misión y la visión de la asociación, se revisaron los programas y se instalaron 4 pilares que a la fecha son nuestros programas principales, con muchos proyectos dentro de estos mismos.

Los programas a los que me refiero son educación (información), prevención y detección oportuna, apoyo y orientación a pacientes,

Y el último programa fue instalado en el 2008, después de que el Seguro popular incluyó al cáncer de mama y cérvicouterino dentro del fondo de gastos catastróficos.

Estos programas llevan de la mano a la persona común hacia el conocimiento sobre los factores de riesgo y síntomas de los diferentes tipos de cáncer que aquejan a nuestra población, después los orienta para hacer cambios en sus hábitos y los dirige a los estudios de detección temprana.

Ya como pacientes tenemos esta navegación que los orienta a caminar en nuestro sistema de salud, atendiendo a sus diferentes necesidades, atención, medicamentos, ayuda psicológica, etc.  y nuestro último programa es para mejorar nuestro sistema de salud, siendo más equitativo y justo para todas las personas en México, pero enfocado a las más vulnerables.

A través de estos 23 años, hemos logrado unir a muchas de las organizaciones hermanadas en el tema del cáncer a nivel CMDX y a nivel nacional en la red contra el cáncer y en el movimiento juntos contra el cáncer.

Tenemos alianzas a nivel Latinoamérica y a nivel global también con coaliciones de diferentes tipos de cáncer.

Y en estos momentos de crisis, y de contingencia, seguimos trabajando para tender la mano a nuestros pacientes con cáncer.

Comparte tu opinión