El nacimiento prematuro es una de las primeras causas de muerte en niños menores de cinco años en todo el mundo, según cifras de la Organización Mundial de la Salud.

El método Madre Canguro es eficaz para salvar la vida de los bebés prematuros y cuenta con el aval de Unicef. Fue creado en Colombia por el médico Edgar Ruiz Sanabria en 1979.

El método Canguro consiste en mantener al recién nacido de bajo peso apenas vestido (con pañal, gorrito y mediecitas para prevenir la pérdida de calor), recostado sobre el tórax de su mamá en posición vertical decúbito prono (como una rana), en contacto directo con su piel.

Ofrece la ventaja de que cuando los únicos problemas del bebé son su termorregulación y aumento de peso, la incubadora puede ser reemplazada por una fuente humana de calor directo, es decir, su mamá o su papá.

“No importa cómo haya nacido tu bebé, el método canguro crea una experiencia de vinculación serena y cómoda que puede ayudar a superar una experiencia de nacimiento difícil”

Se inicia en el hospital y puede ser mantenido en casa. La aplicación del método puede ser la alternativa frente a la incubadora, como sustituto de ésta o para reestablecer el vínculo y propiciar el apego temprano, prolongado y continuo entre la mamá y el bebé.

Este método fue inspirado en los marsupiales, animales que posibilitan la gestación extrauterina, ya que la bolsa marsupial constituye una verdadera incubadora viva. La madre marsupial utiliza su metabolismo para ayudar la maduración del bebé.

La partera certificada Shellie Hawk describe los beneficios del contacto piel con piel y ofrece instrucciones paso a paso para ayudarte a ti y a tu recién nacido y aprovechar al máximo la increíble experiencia de vinculación.

Estos son los beneficios para los recién nacidos del método Canguro:

1. Estabiliza al recién nacido. Para los bebés prematuros, la práctica del método canguro puede ayudar a mejorar sus niveles de saturación de oxígeno (la cantidad de oxígeno que viaja por todo el cuerpo), lo que ayuda a estabilizar las frecuencias cardíaca y respiratoria.

2. Mejora el sueño del bebé. El método canguro, que tiene como objetivo imitar el útero, es una experiencia reconfortante para tu bebé. La mayoría de los bebés se duermen a los pocos minutos de haber sido colocados en el pecho de su madre o padre.

3. Mejora el crecimiento y el aumento de peso. El contacto piel con piel ayuda a regular la temperatura corporal del bebé. Mientras menos energía use tu bebé para controlar la temperatura, mayor será la energía que puede dirigir hacia el aumento de peso y las actividades de crecimiento.

4. Mejora para amamantar. “Cuando un bebé se coloca en el estómago de su madre, en realidad se arrastra hacia adelante en busca del seno de la madre”, dice Hawk. De modo que el contacto piel con piel les ayuda a ti y a tu bebé a establecer una rutina de amamantamiento antes y también ayuda a aumentar la producción de leche.

Beneficios para las mamás (y papás)

Los bebés no son los únicos que se benefician del método canguro, asegura Hawk. Al igual que con la lactancia materna, el método Canguro puede aumentar la oxitocina, una hormona para sentirse bien que puede contrarrestar la caída de estrógeno y progesterona que ocurre después del parto.

Además, el método Canguro puede mejorar la vinculación entre tú y tu bebé y aumentar la confianza como cuidador. (Estos beneficios también funcionan para los padres).

Método canguro: consejos para llevarlo a cabo

El método canguro funciona mejor en un entorno silencioso sin luces brillantes. Antes de comenzar, apaga las luces y mantén el entorno lo más silencioso posible. Entonces, prepárate para ser “canguro” con tu bebé:
· Quítate la camisa y el sostén y cámbialos por una camisa con cremalleras o botones en la parte delantera (o una bata de hospital que se abre en la parte delantera).
· Coloca a tu bebé (usando solamente un pañal y gorro) boca abajo sobre tu pecho en posición vertical.
· Cubre a tu bebé con una manta o tu camisa.
· Mantén a tu bebé al estilo canguro durante una hora, al menos cuatro veces por semana.

“No importa cómo haya nacido tu bebé, el método Canguro crea una experiencia de vinculación serena y cómoda que puede ayudar a superar una experiencia de nacimiento difícil”, agregó Hawk.

También te puede interesar:

10 mandamientos si vas a visitar a un bebé recién nacido