Netlog

Muchas veces subestimamos el poder de una buena chick flick o comedia romántica. Sí, están llenas de clichés hollywoodenses y de casos a veces irreales.  Gracias a ellas hemos soñado con que alguien nos persiga hasta el aeropuerto o tener un cambio de imagen tan poderoso que haga que se te olvide que te rompieron el corazón.

Pero también muchas de éstas tienen personajes con mujeres fuertes que luchan por lo que quieren y nos enseñan que el amor de pareja no es lo único que importa. Por eso, esta selección especial es perfecta para que la disfrutes con tus amigas o sola, no importa. El punto es consentirte, pasarla bien y echar lágrima también es válido.

 

13 going on 30 (Si yo tuviera 30) 

Este clásico dosmilero de las comedias románticas nos hizo soñar con trabajar en una revista de moda (antes de Devil wears Prada), amar “Thriller” de Michael y Jackson y desear tener un mejor amigo/galán como Mark Rufallo.

He’s not that into you (A él no le gustas tanto)

Si esta película se hubiera estrenado ayer se titularía “Amiga, date cuenta”. Y es que además de tener a algunas de las reinas de las chick flicks como Jennifer Aniston y Drew Barrymore, nos dejó una dura lección: “Si alguien quiere estar contigo hará lo posible para estarlo”. ¡Mmmm! 

Bridesmaids (Damas en guerra)

Del top de las favoritas y que hasta llegó a estar nominada a un Oscar.  Retrata casi a la perfección el sentimiento y todo lo que pasa cuando tu mejor amiga se casa antes que tú. Muy ligera y bastante divertida, pero no es ninguna sorpresa, pues sus protagonistas son Kristen Wiig y Maya Rudolph, las dos de Saturday Night Live

 

One day (Siempre el mismo día) 

Enamorarse ya es algo bastante complicado, pero enamorarse de tu mejor amigo raya en el masoquismo. Es como “La boda de mi mejor amigo”, pero más sufrida. Aquí sí preparen los pañuelos y obviamente se vale identificarse.

Abajo el amor (Down with love)

Revoluciones feministas y moda glamurosa de los 60 hacen de esta película una imperdible. Sí, obviamente hay enredos amorosos. Pero lo que realmente vale la pena de esta película es su colorida estética y el homenaje a las películas sesenteras.

Crazy, Stupid, Love (Loco y estúpido amor)

Esta es una película conectada por varias minihistorias, estilo Love Actually, pero gringa. Su moraleja, principalmente, radica en que ya seas chiquito, mediano o grande, el amor siempre va a estar ahí para fregarte de una u otra forma, pero siempre para sacar lo mejor de ti.

Pride and Prejudice (Orgullo y prejuicio)

Clásico de la literatura universal y clásico para apaciguar corazones rotos. Y aunque no entre tal cual en la categoría de chick flick, la verdad es que el famoso Sr. Darcy nos hace creer que el verdadero amor no es tan solo un mito.

 

Morning glory (Un despertar glorioso)

Perfecta para enaltecer o despertar a la mujer empoderada que llevas dentro. Además, es un gran esperanzador, porque nos enseña que aunque seas una workaholic, sí puedes encontrar a tu media naranja.

The perks of being a wallflower (Las ventajas de ser invisible)

Si no has visto esta película por creer que es para adolescentes, dale una oportunidad. Aunque el elenco es joven, te vas a enamorar de sus personajes y también te va a llegar una que otra pedrada. Te adelantamos la primera con esta frase: “Aceptamos el amor que creemos merecer”.

What if (Solo amigos)

De la nueva ola de comedias románticas, esta es una de las que más ha destacado. Enamorarse de la persona correcta en el momento incorrecto es de las peores frustraciones, y más si eres un millennial escéptico del amor.

BONUS:

Estas películas no están en Netflix, pero deberían:

-Sex and the City, para nunca olvidar el fabuloso poder de la amistad 

-Bridget Jones’s Diary 1, 2 y 3, porque Bridget simplemente es amor