Es hora de cambiar el estereotipo de que las mujeres no somos tan capaces como los hombres en industrias como la de tecnología.

De acuerdo con el estudio Open For Business: strengthening the economic case, publicado en 2018 en el Foro Económico de Davos, las empresas que son inclusivas tienen grandes ventajas competitivas a nivel local y mundial porque ofrecen ambientes laborales innovadores, equitativos, respetuosos y colaborativos, lo que fomenta la libre comunicación entre los equipos de trabajo y esto, a su vez, conlleva a mejores resultados.

Para quienes están buscando trabajo, asegúrense de que exista un ambiente seguro y respetuoso, que sea un espacio en donde se puedan desarrollar profesionalmente y en el que se valoren sus conocimientos y experiencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: EL TRABAJO DE TUS SUEÑOS… ¿EXISTE?

Ámbito laboral: desarrollo femenino

El tema de la tecnología es importante para el desarrollo femenino, tanto en su vida personal como laboral. Es muy probable que el pensamiento innovador se incremente y éste, a su vez, se transforme en una visión mucho más amplia y empática para entender y anticipar las necesidades de los clientes y el mercado de una mejor manera.

Si bien cada día son más las mujeres quienes ocupan un puesto de liderazgo, en México aún hay mucho por hacer. De acuerdo con un estudio elaborado por la red social profesional LinkedIn, en abril de 2019 cuatro de cada 10 mujeres en el país logran ocupar un puesto directivo y sólo el 17% ocupan el puesto de CEO, una posición liderada por hombres con un 83%.

Es evidente que el crecimiento laboral debe estar basado en tener muy claros los objetivos, trazando metas que se deben alcanzar con enfoque, preparación y aprendizaje de todo lo que se requiera para incrementar conocimientos; ser colaborativo y confiable, tomando en cuenta la opinión de las demás personas, escuchar, generar empatía, así como mejorar habilidades y dejando de lado las barreras que, casi siempre, pueden estar presentes por miedo.

No tengas miedo de brillar en ámbitos «típicamente no femeninos», claro que se puede.

Información sugerida por HRC Equidad.



LEER MÁS SOBRE: ODIO MI TRABAJO, ¿ME VOY O ME QUEDO?

Comparte tu opinión