En el marco del Día Internacional de la Mujer deseo que conozcan a tres emprendedoras admirables quienes desde su nicho impactan positivamente, construyen comunidad y se convierten en un referente al rededor de su amor por los animales no humanos y el veganismo. A continuación las presento en el orden en que las entrevisté.

Naya Valdés

Ella es nuestra primer emprendedora vegana, quien junto con su esposo e hijos atiende dos restaurantes de comida basada en plantas y prepara pedidos para particulares. Vegetariana de nacimiento, hace dos años transitó hacia el veganismo, «ser vegana es tener una postura amorosa y de respeto ante todo lo que ocupa un lugar en este espacio».

El escenario de la entrevista tuvo lugar en La Cochera Vegana Taquería, uno de sus restaurantes, aquí Naya me contó estar convencida de que la feminidad se relaciona mucho con el veganismo porque las mujeres tenemos el sentido de protección muy consciente, «estamos muy conectadas con la naturaleza, con mantener y promover ambientes pacíficos».

Sobre su giro de negocio y su concepto que se centra en una alimentación vegana accesible para todos, comenta, «nacimos con la idea de que la comida vegana estuviera al alcance de todos los bolsillos y de todas las personas para que no se rompan el coco de que si van a ser veganos qué van a comer. Es muy accesible y fácil, está lleno de todos los nutrientes y las combinaciones que puedes hacer no vacían tus bolsillos».

Desde que entras a los restaurantes de La Cochera Vegana te das cuenta que su intención es la de eliminar la mala idea que se tiene sobre la accesibilidad al veganismo, «sí es posible ser vegano, que todos lo tengan claro y nadie va a morir en el intento«, asegura Naya y aconseja mucho a las mujeres transitar hacia este tipo de alimentación y filosofía de vida por los impactos positivos en la salud, el planeta, los animales y la economía familiar.

Al preguntarle sobre lo que le gustaría heredar a generaciones futuras, ella responde, «el mensaje que yo les doy a todas en este día es que sí se puede hacer lo que nos propongamos, que no hay límite de ningún tipo ni condición. Todo lo que hago es por un bien común y para que mis hijos recuerden que su mamá estuvo siempre luchando por la familia», concluye con una sonrisa.

La Cochera Vegana: https://www.facebook.com/LaCocheraVeganaTaqueria/

Gena Icazbalceta

“Cuando te das cuenta de que la maternidad es lo mismo en todos los mamíferos y especies empatizas con el valor de venir a la vida, con lo que representa a cualquier madre -humana o no humana- el amamantar a su bebé. Me puse en el lugar de una vaca o una cabra que lo tiene que hacer toda su vida sin opción y no lo hace para su cría”, es así como Gena reflexiona sobre el veganismo con la la feminidad.

De profesión mercadóloga, la ahora también entrenadora canina (por cierto la de mi Quinoa) ha estado involucrada en temas animalistas desde antes de adoptar el veganismo. Ella relata que hace 15 años, cuando inició su negocio de Mascotel, hotel y kínder canino, el tema de los derechos animales era sólo para los de compañía, «pero poco a poco fui trasladando mi conciencia y abrí mi mente hacia la idea de que el dolor es el mismo para cualquier especie». Platica que al enterarse del maltrato que aplica la ganadería industrial hacia las vacas, pollos, puerquitos, cabras, ovejas y todo animal cuya piel es utilizada en bolsas y abrigos, «me cuestioné las razones del por qué se le da más valor a la vida de un perro que al de una vaca y es porque al primero lo conozco, pero la vida de la segunda tiene el mismo valor”, dice convencida.

En cuando al giro de su negocio de hotel y centro de entrenamiento, Gena narra que se percató de los altos índices de abandono y de la necesidad de contar con un lugar dónde cuidaran a los cachorros cuando sus dueños salían de viaje. «Estaban los elementos dados para crear un servicio de hotel, poco a poco el concepto fue evolucionando hacia una guardería y un servicio de educación y tenencia responsable de las mascotas. La conexión humano-perro es muy importante para lograr el equilibrio del animal y su sana  convivencia en familia”.

Cuando le pregunté sobre lo que significaba para ella ser mujer, me dijo muy convencida: «nosotras representamos la oportunidad de sembrar y regar mejores semillas y no sólo con los hijos, sino en cualquier lugar en dónde estemos porque somos un factor de cambio real y en esta transformación, ¡no debemos nunca normalizar la violencia!”.

A las mujeres emprendedoras les recomienda no esperar a ser unas expertas en todo para iniciar, en vez de eso les sugiere capacitarse sobre la marcha, así como rodearse de un grupo de personas que las apoyen en los momentos de duda.

Mascotel: https://www.facebook.com/Mascotel/

Annie Bueno

“Para mí todos los seres somos iguales y tenemos el mismo valor, siendo mujeres, hombres, transexuales, animales, etcétera. Cuando se falta al respeto sea mujer-mujer, hombre-animal, hombre-mujer, mujer-animal, algo está mal, sin importar el género o la especie. Para mí sólo nos diferenciamos fisiológicamente”.

Científica ambiental de profesión y apasionada por la gastronomía vegana, Annie es una persona de influencia en el entorno digital -donde la encuentran como Happy Vegannie-,  además desarrolla recetas y recetarios para algunas marcas comerciales, imparte clases de cocina y es apasionada de la fotografía culinaria. Sobre la feminidad y el veganismo, ella cree que las mujeres nos sentimos más atraídas a esta filosofía de vida por nuestro instinto de protección y forma de sentir, “en los cursos y diplomados siempre son más mujeres, lo mismo pasa con la población vegana, la mayoría somos mujeres y me parece que esto tiene que ver con el grado de sensibilidad, no es una regla, sin embargo si solemos ser más empáticas o solidarias con lo que es vulnerable”.

Sobre su emprendimiento Annie cuenta que todo lo que hace tiene que ver con la comida vegana, está conectado y regido en torno a la alimentación vegetal, “cuando estuve en la universidad deseaba hacer algo muy relacionado con la carrera y esto hizo click, me hizo sentido y conjuntó todas mis pasiones”.

Vegana desde hace más de cuatro años, ella definitivamente recomienda a hombres y mujeres hacer la transición e ir removiendo los productos de origen animal de la vida diaria. “Al hacerme vegana me dio muchísima más tranquilidad, me sentí congruente, bien, tanto en la parte fisiológica como espiritual, en esencia, nos hacemos más conscientes de todo”, expresa.

En este Día Internacional de la Mujer, Annie nos aconseja hablarnos a nosotras mismas con mucho amor. “Sólo pregúntense, ¿qué haría una persona que se ama a sí misma? Para mí eso ha sido un giro total, yo me exigía y me hablaba muy feo internamente. Mi mente, cuerpo y espíritu no eran un equipo. Siempre háblate de la manera en que le hablarías a alguien que quieres muchísimo y esto se verá reflejado en todos lo que hagamos, en las relaciones con los demás y en cada uno de aspectos de tu vida”, concluye entre risas contagiosas.

Annie Bueno: https://happyvegannie.com/esp/

¡Juntas somos más! #GoVegan

Sigue leyendo:

Comparte tu opinión