No permitas que la separación de tu pareja, afecte las emociones de tu hijo. Conoce las consecuencias que podría generar en los niños las rupturas entre padres.

Investigadores de la Facultad de Psicología de la UNAM afirman que los niños y jóvenes no asumen que están deprimidos por la ruptura de sus padres, ya que no son conscientes de lo que realmente está sucediendo.

Pero a causa de esto, el estrés y la depresión, son las conductas predominantes en estos casos. ¡Presta atención!

María Hernando, especialista en wellness corporativo y directora ejecutiva de Núad SPAmóvil, asevera que “es alarmante que cada vez más niños y adolescentes presenten estos padecimientos, por lo que es importante que desde pequeños aprendamos a manejar de forma inteligente nuestras emociones y que éstas no nos rebasen.”

El ritmo de vida de los padres y las diferencias que puedan tener como pareja a causa de múltiples factores del día a día, genera la falta de atención que puedan darle a sus hijos y esto es grave para ellos.

Este tipo de acciones, así no se hagan de forma consciente, conlleva a situaciones psicológicas como el estrés y la tristeza, pero en casos avanzados, estaríamos hablando de depresión infantil y juvenil.

¡Ante todo, que nunca te falte tiempo para tus pequeños!

Conductas que identifican los síntomas de estrés y depresión juvenil:

  • Irritabilidad
  • Falta de interés
  • Aburrimiento persistente
  • Llano y tristeza
  • Falta de apetito
  • Problemas graves de concentración
  • Trastornos de sueño
  • Dolores de cabeza constantes
  • Malestares estomacales
  • Cansancio sin actividad física.

María Hernando te aconseja que, como madre, es importante que no descuides el tiempo que debes dedicarle a tus hijos y menos si presentan algunas de estas conductas antes mencionadas.

“Si los hijos ven a sus papás tranquilos y observan que manejan de forma inteligente sus emociones ellos seguirán y aplicarán en su vida los mismos patrones de conducta, lo cual, los llevará a comprender que el estrés es una reacción natural del ser humano, pero que ésta debe ser controlada para que no cause mayores problemas”.

Ella aconseja que son fundamentales las actividades recreativas y educativas entre padres e hijos, independientemente de los problemas que como pareja puedan tener.

“Es buena opción practicar ejercicios de relajación y meditación. Estos ejercicios pueden durar hasta menos de 20 minutos y lo mejor, es que pueden realizarse entre padres e hijos, lo cual, fortalecerá su relación y mejorará la salud de ambos”, afirma Hernando.

LEER MÁS SOBRE: DIVORCIO EN PUERTA. CÓMO TRATARLO SIN AFECTAR A LOS HIJOS

Comparte tu opinión