Definitivamente la serie surcoreana de Netflix, “El Juego del Calamar”, ha sido tendencia posicionándose como una de las favoritas en la actualidad. Lo más curioso de todo esto es que, esta trama ha puesto a reflexionar a más de uno sobre la importancia de cuidar las finanzas.

Su producción visual, los personajes con los que puedes identificarte y la visión perturbadora de la naturaleza humana que se refleja en cada episodio.

Te comparto algunos aprendizajes importantes para que evites ser el próximo participante de este juego. Así lo explica Sofía Ramírez, Asesora Senior en Experiencia de Marca y Marketing de Tend, la plataforma de finanzas por suscripción en México.

Mira este post: Aprende a cobrar por tu trabajo ¡deja de minimizarlo!

El juego del calamar

Foto: Roch Lach en Pexels

¡Tips financieros! No seas el #477 de “El Juego del Calamar”

  • No gastes en cosas innecesarias:

Seamos honestas, es frecuente que gastemos en cosas que no necesitamos, como por ejemplo: lo que inviertes en pedidos de comida rápida al mes, el 51o zapato que ya no necesitas y los peligrosos gastos hormiga.

En estos casos es importante que analices la relevancia de ese gasto, si es indispensable o si al hacerlo podría afectarte en cubrir algunas otras necesidades básicas.

Comenzar a ser más selectivo con tus gastos te ayudará mucho a tener un mejor control de tus finanzas. Además, también puedes buscar otras opciones financieras que te ofrecen cashback para que puedas mantener tus finanzas en buen estado.

  • Organiza tus finanzas: 

Existen varios modelos financieros que te permitirán organizarte, uno de ellos es utilizar la regla 50-30-20 que consiste en destinar como prioridad un 20% a una inversión o ahorro; un 50% a las necesidades básicas que tienes que considerar mes con mes y un 30% para que puedas darte tus gustos.

Si quieres hacer este proceso más sencillo, es importante que consideres una herramienta o plataforma financiera en donde puedas manejar todo desde un sólo lugar.

  • Comienza el hábito de prevenir

Una de las cosas más importantes que podemos ver en “El Juego del Calamar” es la importancia de tener un fondo de emergencia, pues tal como sucede con varios personajes de la serie, ante enfermedades o casos especiales, no pueden financiar un servicio, lo que nos puede llevar a enfrentarnos a una situación de desesperación que incluso puede afectar nuestra salud. Para poder lograr esto, el hábito de prevenir y ahorrar es fundamental.

el juego del calamar

  • Elimina tus deudas

Varios de los personajes de “El Juego del Calamar” reciben llamadas constantes y son acosados por cualquier vía para saldar sus deudas, si las tuyas ya comenzaron a acumular intereses, esto no es algo que puedas solucionar de la noche a la mañana. Sin embargo, con planeación, disciplina y orden puedes comenzar a recuperar la tranquilidad. Toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

1- Analiza cuánto debes pagar: el personaje principal de la serie pide préstamos sin antes analizar si podrá pagarlos. Al respecto, Sofía Ramírez de Tend recomienda definir cuánto dinero real tienes para saldar tus deudas, pues muchas veces los meses sin intereses pueden ser engañosos y lo primero que necesitas es calcular cuánto puedes pagar cómodamente al mes sin afectar tus necesidades básicas.

2- Buscar un ingreso extra: como lo vimos durante los 9 capítulos de la serie, huir no es la solución. Ocupa tu tiempo en un trabajo extra o en un emprendimiento pequeño que te genere ganancias para avanzar en tus préstamos, e incluso, puedes considerar sumarte un programa de ingresos compartidos que puede convertirse en un ingreso extra para ti.

3- Trabaja por tu bienestar financiero y emocional: esto se reduce a identificar cuáles son tus metas generales y establecer un plan para alcanzarlas.

No te metas en deudas para saldar otras. Considera que la solución no está en saldar tus deudas a través de prestamistas, líneas de crédito, que tarde o temprano tendrás que pagar, o, como se ve en la serie, buscando un golpe de suerte, jugando a la lotería.

Fuente: Tend


Bienestar personal & productividad laboral: ¿de la mano?


Síguenos en redes sociales como @KENArevista: