Leer es una disciplina que poco a poco podemos ir dejando de lado, muchas veces por cansancio, otras veces por falta de tiempo o simplemente no lo vemos necesario. ¿Cómo podemos recuperar el hábito en la lectura? No te preocupes, acá te diremos que puedes hacer.

Ideas básicas para rescatar las ganas de leer

Con disposición, determinación y siguiendo estos pequeños consejos que te traemos a continuación, volverás a recuperar el hábito en la lectura:

  1. Escoge un libro que te llame la atención: Esto es fundamental para recuperar el hábito en la lectura, así que pregúntate primero: ¿De qué quiero leer? Suspenso, romance, historia, ciencia ficción, etc. Las posibilidades en este mundo de la lectura son infinitas, así que empieza con algo que te guste desde el principio.
  2. No te sientas obligada: Empieza poco a poco leyendo a tu ritmo. La idea es que se vuelva algo frecuente que realices por gusto, y no por obligación.
  3. Cambia horas de televisión por horas de lectura: Con esto no quiere decir que deja ras de ver tus series favoritas, ¡Para nada! Simplemente vas a tomar algunas de esas horas para ponerte a leer una o dos páginas de ese libro que comenzaste.
  4. Lleva ese libro contigo: Así podrás continuar tu lectura en el transporte público o algún momento que tengas libre en el día y será fácil ir adoptando el hábito en la lectura.
  5. Aprovecha la noche: Puedes establecerte como costumbre leer antes de dormir, se te hará más fácil y tendrás la mente despejada. Puedes optar por leer historias cortas y livianas.
  6. Leer al ritmo que te convenga: Cada quien tiene su propio ritmo a la hora de leer una buena historia, no hay que fijarse objetivos de semanas o meses, lo importante es conseguir terminar el libro, y claro continuar.

Beneficios que ofrece el hábito en la lectura

Disfrutar de una buena lectura ayuda a despejarse, a relejarse y meditar. Por estas y muchas razones más es importante recuperar el  hábito en la lectura:

  • Sirve para entretenerse y adquirir conocimientos a la vez, estimulando el desarrollo intelectual de la persona.
  • Ayuda a mejorar la ortografía y a expandir el vocabulario.
  • Expande la imaginación, potenciando la creatividad de cada ser.
  • Y, aporta tranquilidad y paz.

Así que no lo dudes, el hábito en la lectura se puede recuperar con muchas ganas y compromiso.

LEER MÁS: LOS RINCONES MÁS BONITOS PARA LEER

Comparte tu opinión