Fue en 1973 cuando se lanzó la primera revista femenina feminista de México: Kena. Aquella que hablaba tanto de belleza como de moda, incluso del hogar y, sobre todo, del poder que una mujer tenía en ella. Kena rompió con todo en una etapa de liberación donde, editorialmente, las mujeres mexicanas de clase media solo podían acceder a la Vanidades panamericana o a las revistas extranjeras traducidas al español.

En 2014, la editorial de la señora Kena Moreno, dirigida por mujeres —sí, todas las editoras eran señoronas—, cerró y parecía el fin de una era para la revista fe- menina mexicana por excelencia; pero 43 años después de su nacimiento, De Armas Media Group retomó un título que apela a la identidad de la mujer moderna mexicana, pero sin pretensiones ni estereotipos de lo que debería ser una chica cosmopolita. No nos interesa obligarte a ser fashionista, ni dramática, o llevarte a la bancarrota para que compres lo que no necesitas, sino conocer las tendencias y que las adaptes a tu día a día.

Nos interesa que crezcas, seas plena, disfrutes de ti misma, de tu cuerpo, de tu belleza, de tu desarrollo profesional y de tu independencia, aun si estás en pareja. Nos identificamos contigo y queremos que te identifiques con nosotras; que la moda sea un placer y no un estrés, que los tips de belleza sean auténticos y útiles; que los artículos te dejen algo a la reflexión y despierten tu curiosidad; que nuestras celebridades de portada y entrevistadas compartan los secretos de su éxito contigo.

Queremos acompañarte en tus momentos relax, en tus momentos, los que te regalas en solitario. Ese tiempo tan valioso te lo agradecemos y por ello trabajamos con pasión y entrega: “¿A mí me gustaría leer esto? ¿Qué podría interesarles a nuestras lectoras de este tema?” No aceptamos cualquier cosa, no tomamos decisiones a la ligera.

Somos reales, somos honestas. Nuestra editora, Cristina Rey, es una mujer joven en sus mid-30’s que ha luchado por un lugar en el mundo editorial mexicano; le ha costado cada paso dado —desde sus inicios en ELLE y su brillante paso por Harper’s Bazaar y Marie Claire—, y en ese camino ha adquirido la experiencia para saber hoy qué decirle a sus lectoras, no solo en belleza y moda, sino en el día a día.

Nuestra editora web, Dolores Mateos, “Loli”, fue mi editora en Masaryk.TV; por ella estoy aquí, platicando con ustedes. Loli es una narradora natural, una curiosa y ávida lectora; su criterio es tan amplio como pacífico porque es una mujer sensible, empática con los otros y apasionada de la vida. La visión de nuestras editoras es necesaria en revistas femeninas actuales.

Además de ellas, el equipo de colaboradoras y columnistas comulgamos con nuestras ideas y ponemos nuestra pluma y nuestro corazón para acercarnos a ustedes, nuestras lectoras. Ustedes son las mujeres que somos y las que queremos ser: seguras de nosotras, inteligentes, asertivas, divertidas, cuidadosas de nuestro cuerpo y nuestro interior, amorosas y a la vez firmes y decididas. Esa ha sido y siempre será la mujer Kena.

¿Quién es una mujer Kena, entre nuestras famosas? Silvia Navarro, que ha aposta- do por otros caminos además de las telenovelas; Aislinn Derbez, que se arriesga en el cine para dejar su exitosa carrera como modelo; Montserrat Oliver, quien habla de su edad y su libertad con la naturalidad que también merece una mujer madura; Laura Pausini, porque no se somete con la edad, y a sus 40 está fabulosa y sigue cantando lo que le gusta, y todas las mujeres que han aparecido en nuestras portadas, que han pasado por avatares, que se han asumido como son, sin miedos ni rencores; que son- ríen y perseveran, que logran sus objetivos.

¿Quién es tu mujer Kena? ¿Quién es tu ejemplo a seguir? Quizás tu madre, o tu hermana, una tía, una amiga cercana o una colaboradora de trabajo, o la maestra de la escuela de tus hijos; se vale también hablar de escritoras, activistas, políticas o celebridades. Tal vez sea la primera dama de EUA, Michelle Obama; la actriz Audrey Tautou, o la deportista mexicana María del Rosario Espinoza. Quien escojas es un modelo inspirador, una mujer Kena.

Nosotras, todas, somos Kena

 

Gabriela Morales-Casas, columnista.

Gabriella Morales-Casas, columnista.

Comparte tu opinión