Muchas mujeres prefieren tener mal sexo a confesar la realidad. ¿Eres una de ellas? ¿Cómo puedes enfrentarlo?

Es común escuchar el viejo cuento: le pasó a la amiga de una amiga, me lo contaron o lo escuché. Quizás no te imaginabas que es muy común entre las mujeres sin distinción de edad o condición socioeconómica.

No podemos negar que el buen sexo nace de la química y la compenetración entre dos. Todos esperamos irnos a la cama con alguien que nos haga disfrutar del momento, pero… ¿qué pasa cuando nuestro acompañante termina siendo un fiasco en la cama?

Lo principal es la comunicación, no puedes permitirte pasarla mal por miedo a romper ilusiones de “meros machos”.

¡No te limites!

Toma el control de la situación y guíalo para que sepa lo que te gusta. Si es inteligente te seguirá la corriente. También puedes hablarle al oído y susurrarle lo mucho que te gusta como lo hace (ya sabemos que tú lo llevaste hasta ahí).

Entre sábanas no hay barreras, ¡házselo saber!

Si de verdad te atrae, te da feeling o lo amas, no dejes de enseñarlo, ayudarlo a que pierda las inhibiciones y puedan disfrutarse mutuamente. Quizás ha conocido a muchas amantes equivocadas y esta es tu buena acción del día, del mes, del año o de la vida (lo dejo a criterio de cada una). Si de plano no se “acopla” es momento de tomar decisiones, tu sexualidad y bienestar ¡valen!

En Kena somos #ProSaludSexual #ProFelicidad y #ProComunicación. ¡Todo es posible si te lo propones!

Si quieres arriesgarte un poco más, no dejes de checar posiciones ideales para el máximo placer. ¡Buenos orgasmos para ti!

via GIPHY

 

Comparte tu opinión