Tras una cerrada y reñida audiencia legal, la cantante Paulina Rubio perdió la custodia de su hijo con su ex pareja Gerardo Bazúa. 

Esta problemática comienza en el 2009, cuando Bazúa demanda a la cantante ya que ella no permitía ver al bebé aún siendo el padre legal de la criatura. 

Él alega que solo podía ver a su hijo no más de 20 minutos. ¿Tiempo suficiente para compartir con su pequeño Eros?

En el año 2020, Bazúa lo confiesa en el programa Despierta América y explica la situación incomoda por la que estaba atravesando. 

MIRA ESTE POST: NATTI NATASHA REVELA LA PRIMERA FOTO DE SU BABY

Aseguró que había presenciado varios episodios violentos por Paulina en lugares públicos. Sin embargo, el padre del pequeño, no había querido llevar el tema al ámbito legal. 

Cuando la situación se salió de sus manos, Bazúa pide ante la corte ser reconocido como el padre biológico y legal de Eros para poder compartir con él. 

Luego de una ardua disputa, el juez encartado determinó que «Gerardo es el padre de Eros y se firmó un acuerdo de confidencialidad por el cual no se ha revelado información sobre cómo se repartirán las obligaciones como padres.»

Hasta ahora se sane que el pequeño Eros tendrá residencia oficial en el estado de Florida, en Estados Unidos. 


FANÁTICAS DESPECHADAS: REACCIONES ANTE LA NOTICIA DEL ROMANCE DE #HENRYCAVILL


Comparte tu opinión