Platillos favoritos de la Reina Isabel II: ¿complicados o sencillos?

La reina Isabel II apuesta por una dieta bastante sencilla y elige un menú simple para sus comidas del día. Indaguemos un poco sobre su alimentación y copiemos algunos tips para poder gozar de buena salud como su majestad.

A pesar de que  la Reina cuenta con los mejores chefs y tiene un abanico de opciones gastronómicas bastantes amplias a elegir, ella come para vivir, por lo que prefiere platillos muy sencillos. Así lo aseguro su exchef privado, Darren McGrady en una entrevista.

“En el palacio de Buckingham realizábamos un libro con las propuestas de menú que enviábamos a la reina para que escogiera los platos que quisiera. Luego, el libro volvía a la cocina y nos poníamos manos a la obra. Los menús de la reina se preparan con tres o más días de antelación y ella se apega a ellos religiosamente». Añadió Darren.

MIRA ESTE POST: ¡REINA DE BLANCO! EL GLAMOUR DE LETIZIA

Menú del día de la reina Isabel II

Para el desayuno: 

Darren cuenta que “a la reina le encantan los huevos revueltos con salmón ahumado y una ralladura de trufa. Pero es demasiado frugal para pedir trufas frescas y solo las disfruta en Navidad cuando las envían como regalo”.

Sin embargo, el exchef de la Reina cuenta que, por lo general, elige un cereal normal como Special K con fruta fresca. Pero el dato curioso que revelo el experto en cocina es que ella misma se sirve su desayuno del  tupper donde lo refrigeran para mantenerlo fresco.

Desayuno de la Reina. Foto de  Lina Kivaka en Pexels
Desayuno de la Reina. Foto de Lina Kivaka en Pexels

Para el almuerzo:

Owen Hodgson, exchef del palacio que trabajó en la cocina de la reina a principios de los noventa, dijo que los sándwiches de atún también son los favoritos a la hora del almuerzo.

¿Quién iba a pensar que la Reina iba a preferir untar mantequilla al pan por ambos lados? Además, corta los panes en ocho triángulos idénticos para comerlos con gusto y a su manera.

Otro dato añadido por Owen es que “le gusta comer lenguado de Dover a la parrilla con espinacas marchitas o calabacines” o un “simple pollo a la parrilla con ensalada” detalló.

Almuerzo de la Reina. Foto de Tembela Bohle en Pexels
Almuerzo de la Reina. Foto de Tembela Bohle en Pexels

Hora del té: 

Como parte de la tradición británica, la Reina toma el té por las tardes acompañado de una gran variedad de canapés (mini sándwiches  de pepino, huevo y mayonesa o de salmón ahumado y sin cortezas), servido junto con pequeños sándwiches de mermelada de frambuesa cortados en círculos del tamaño de un centavo.

Los pasteles son de bizcocho de chocolate, de miel y crema, jengibre y frutas.

Hora del te para la Reina Isabel. Foto de Isa en Pexels
Hora del te para la Reina Isabel. Foto de Isa en Pexels

Para la cena

McGradyreveló en la entrevista que a la Reina no le gustaba el ajo, por lo que este ingrediente quedaba totalmente excluido de sus comidas.

Por las noches los platillos eran a base de comida de la finca: aves de caza, faisanes, urogallos, perdiz; «a ella le encantaba que estuvieran en el menú”.

Un rico pudín de chocolate es el postre que siempre elige de la Reina, “le fascina. Es su favorito y tiene que ser chocolate amargo. Cuanto más oscuro, mejor.»

Cena de la Reina. Foto de Craig Adderley en Pexels
Cena de la Reina. Foto de Craig Adderley en Pexels

¡Qué sorpresa el plan de menú de la Reina Isabell II! Copiemos su estilo y vivamos saludables.



CUMPLEAÑOS #95 DE LA REINA ISABEL… SIN CELEBRACIÓN

¡Síguenos en nuestras redes sociales para que no te pierdas ninguna nota de KENA!

InstagramFacebookPinterest y Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos @KENArevista!

Acompáñanos en nuestras redes sociales y no te pierdas ninguna nota de KENA.