¿Qué queremos decir cuando hablamos de una menstruación sin impuestos? Ah, que este es un elemento que nos separa de los hombres y que, por tanto, hace que la brecha entre sexos crezca. Por eso, un grupo de colectivas, fundaciones y personas de la sociedad civil se han juntado para tratar de cambiar esta realidad que vivimos en México.

#MenstruaciónDignaMéxico, impulsa la propuesta legislativa de implementar una tasa del 0% de IVA (Impuesto al Valor Agregado) a productos de gestión menstrual.

HAZ CLIC AQUI: LO QUE NO TE DIJERON DE LA MENSTRUACIÓN ¡INTERESANTE!

Actualmente, la tasa vigente del 16% a toallas sanitarias, pantiprotectores, toallas de tela, tampones y copas menstruales transgrede los derechos humanos de las mujeres a la no discriminación, el mínimo vital, a la salud, trabajo, educación, vida digna e igualdad. Estos no son productos de lujo, son productos de primera necesidad y como tal deben de ser tratados.

En ese sentido, Paulina Castaño, Investigadora del Centro de Análisis e Investigación FUDAR explica que «el IVA es un impuesto al consumo que, a diferencia de los impuestos que gravan los ingresos o la propiedad, no distingue entre la capacidad económica de las personas y, por lo tanto, impone cargas tributarias al consumo de las mujeres sin diferenciar
su situación de desigualdad socioeconómica.»

Es inaceptable que este gravamen se aplique a productos esenciales, menstruar no es un lujo y este impuesto se aplica a un grupo con motivo de su condición biológica, por tanto, es discriminatorio.

Por su parte, Zulema Mosri, Magistrada de la Sala Superior y Presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, señaló que los impuestos sexistas tienen un efecto discriminatorio, por ello, es urgente que la política fiscal incluya en su diseño la perspectiva de género para construir sociedades más igualitarias.

Foto de Polina Zimmerman en Pexeles

Foto de Polina Zimmerman en Pexeles

Graciela Pompa, abogada y experta en temas tributarios hace énfasis en  que los gravámenes deben fijarse de acuerdo con los ingresos obtenidos, de lo contrario desde origen la adquisición de productos es desigual, ya que no todas las mujeres tienen el acceso a los mismos servicios y/o productos.

«El IVA es un impuesto que viene de  2 políticas fiscales europeas y se emplea de manera distinta, sin embargo, en nuestro país quienes pagan este impuesto al adquirir los productos, son los consumidores/as,» comenta Pompa.

“La tasa del 0% está aplicada a canasta básica, por ello, resulta importante que estos productos para las mujeres sean parte de esta tasa dado que la menstruación es un proceso fisiológico”.

La diputada Verónica Juárez aseguró que no es la primera vez que se presenta una iniciativa de esta naturaleza, no obstante, el tema no se ha priorizado y ni siquiera se ha llegado a discutir las propuestas legislativas. “Es necesario que se reduzcan estos impuestos, en esta emergencia sanitaria no se ha considerado ninguna acción afirmativa hacia las mujeres, no es un tema de estigma, es un derecho que debe ser visibilizado”, agregó.

Fuente:  Menstruación Digna México.



LEER MÁS SOBRE MENSTRUACIÓN Y CUARENTENA: CAMBIOS GENERADOS POR ESTRÉS

Comparte tu opinión