¿Algunas situaciones te alteran y te hacen cuestionar tu seguridad? Si la respuesta es «sí», te decimos que es momento de controlar esos nervios y la ansiedad, para ello te tenemos algunos tips increíbles.

Es importante que, antes que nada, identifiques cuáles son esos instantes o las acciones que te quitan el aliento y así puedas hacerle frente sin que se conviertan en un problema para ti.

  • Respira: es lo mejor que puedes hacer. La respiración tiene efectos tranquilizantes que pueden ayudarte a lidiar frente a cualquier situación. Inhala profundamente y exhala, cierra tus ojos y sacude de tu mente cualquier idea negativa, hazlo durante unos minuto y notarás como estás más relajada.
  • Ensaya frente al espejo: si vas a un evento o a una presentación, te aconsejamos que te tomes el tiempo para practicar frente a un espejo. De esta manera podrás ver lo que harás ante los demás y corregir los detalles que consideres. Hacer esto te ayudará a incrementar tus niveles de seguridad y no habrá cabida para los nervios.
  • Haz alguna actividad: la ansiedad y los nervios recargan nuestro ser, nuestra mente y nuestro cuerpo. Por eso, te recomendamos practicar alguna actividad física o evitar la cafeína y el exceso de azúcar. Tomando esto en cuenta podrás drenar o descargar esos sentimientos que nada te aportan.
  • Descansa: como siempre un buen descanso es fundamental para mantener nuestro estado de ánimo bajo control. Sabemos que a veces los nervios no nos dejan dormir, por eso es importante que alejes de tu cabeza todo lo que te quita la tranquilidad, recuerda algo que te haga feliz y te llene de paz.

Comparte tu opinión