Siete mujeres presiden este año el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, por primera vez, en 48 años de historia del organismo.

Esta primera edición femenina de Davos intenta romper con la brecha de género existente entre hombres y mujeres que sigue aumentando, de acuerdo con un reporte del propio Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés).

Sin embargo, en la cita de este año solamente 21% de las participantes son mujeres, de entre más de dos mil asistentes al foro al que acuden las élites políticas, empresariales y financieras mundiales.

Esto significa que 79% de los presentes en la cita son hombres, lo que demuestra que todavía queda mucho trabajo por hacer para alcanzar la igualdad.

Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), que encabeza el «Grupo de las Siete»,  abrió el foro con un potente mensaje. «Tengo la esperanza de que podamos demostrar colectivamente que incluso, sin testosterona, podemos producir energía positiva y constructiva para encontrar soluciones», dijo.

Además de Christine Lagarde, el grupo está conformado por la primera ministra noruega, Erna Solberg; la directora general de la multinacional IBM; Ginni Rommety, y la directora general de la Organización Europea de Investigación Nuclear, Fabiola Gioanotti.

La copresidencia se completa con la directora general de la firma francesa Engie, Isabelle Kocher; la fundadora de la cooperativa rural para mujeres Mann Deshi Bank, Chetna Sinha, y la secretaria general de la Confederación Sindical Internacional, Sharan Burrow.

Estas son las siete mujeres que darán el primer paso poniéndose al frente:

Christine Lagarde:

Francesa, de 62 años. Directora del Fondo Monetario Internacional. Se convirtió en 2011 en la primera mujer en dirigir el Fondo Monetario Internacional, tras una impresionante carrera en el sector del derecho internacional y en el Gobierno de Francia, como ministra de Finanzas y de Asuntos Exteriores. En 2016, fue una de las exministras francesas firmantes de un editorial criticando el sexismo y el acoso en la política de su país.

Erna Solberg:

Primera ministra de Noruega, de 56 años. Parlamentaria desde 1989, ministra entre 2001 y 2005, líder del Partido Conservador desde 2004 y Primera Ministra de su país desde 2013 (reelegida el año pasado). Conocida como la Angela Merkel noruega, es la segunda mujer al frente del gobierno de su país en la historia, dirigiendo una coalición de derechas. Sus políticas sobre inmigración han sido muy polémicas por su dureza. En su última reelección, seleccionó a dos mujeres para los ministerios de Exteriores y Economía, los más importantes de su gabinete.

Sharan Burrow:

Australiana, de 63 años. Secretaria general de la Confederación Internacional de Sindicatos. Experta en educación, relaciones laborales y políticas sociales. Fue la presidenta del Consejo Australiano de Sindicatos, de donde dio el salto al sindicalismo internacional en 2010, siendo la primera mujer elegida secretaria general de la Confederación Internacional de Sindicatos en 2010 y reelegida en 2014. Es considerada una de las mujeres más influyentes en Bruselas.

Fabiola Gianotti:

Italiana, de 57 años. Directora general del Cern. Es una física de partículas reconocida mundialmente y actual directora general de la Organización Europea para la Investigación Nuclear, Cern. Es la primera mujer en ostentar el puesto. Entre 2009 y 2013, dirigió el experimento Atlas, que resultó en el descubrimiento del bosón de Higgs. Es, además, una reconocida pianista.

 

Isabelle Kocher:

Francesa, de 51 años. CEO de Engie Group. Es la primera mujer en dirigir una compañía de las 40 principales de la bolsa francesa, desde su puesto al frente de Engie Group, una empresa líder en el sector energético que opera en más de 70 países, con aproximadamente 153.000 empleados. Forma parte, además, del consejo directivo de diferentes organizaciones sin ánimo de lucro que estudian las posibilidades de las energías renovables.

Ginni Rometty:

Estadounidense, de 60 años. Presidenta de IBM. Ingeniera informática y eléctrica, comenzó su carrera en IBM en 1981 y escaló a través del organigrama de la empresa hasta convertirse en presidenta de la compañía en 2012. Fue la primera mujer en acceder a ese puesto. Considerada una de las mujeres más poderosas de su país y del mundo, es consejera también de la Universidad Northwestern y del Centro contra el Cáncer Sloan-Kettering. Dentro de IBM, ha liderado la presencia de mujeres en el campo de la tecnología.

Chetna Gala Sinha:

India, de 58 años. Fundadora y presidenta del Mann Deshi Mahila Bank. Emprendedora, impulsora de microcréditos, economista, agricultora y activista social, ha trabajado con comunidades marginales desde 1986. Desde hace 12 años desarrolla programas que permitan a compañías americanas y europeas financiar iniciativas entre la población rural india. Su objetivo es el cambio social en su país natal.

También hay otros nombres femeninos clave en la cita de Davos: Rania de Jordania, Cate Blanchett y Arancha González Laya.

Rania de Jordania. Es una de las pocas mujeres que son miembros permanentes del foro de Davos. En la dirección del foro hay 23 miembros de los que solo cinco son mujeresSu papel va dirigido a defender los derechos de educación de los más desfavorecidos y a destacar el papel de la educación de las niñas en el desarrollo de la sociedad.

Cate Blanchett. La actriz australiana fue galardonada por su liderazgo en defender a los refugiados, tender «puentes» y servir de «modelo» a la sociedad. Así que cada año, el mundo del espectáculo tiene representación en Davos.

Arancha González Laya. La española es poco conocida, pero pionera y pieza clave del foro económico. Participa en Davos como directora ejecutiva del Centro de Comercio Internacional. Su pasión es el desarrollo de las capacidades y del empoderamiento femenino, por lo que lucha desde esta agencia comercial de la ONU.

 

También te puede interesar:

Talento femenino: Mujeres que brillan con luz propia

 

Cerrar brechas y avanzar al empoderamiento de la mujer

Comparte tu opinión