Hay un tema un poco cada vez más demencial en las redes sobre la liberación femenina, la dicotomía de ser madres o dirigir una compañía, incluyendo el casarse o no hacerlo. Pero como todo en la vida, hay historias que te demuestran que existen miles de posibilidades. “¿Te hace menos liberal el solo desear ser madre aunque tengas el potencial para ser una profesional?…” como le expresa Joan Brandwyn a Katherine Watson -Julia Stiles y Julia Roberts respectivamente-, en Mona Lisa Smile.

Las historias van y vienen, unas argumentan una idea, y otras tal vez lo opuesto. Pero la que hoy ocupa nuestras páginas centrales habla de una actriz y empresaria, que a un año de haberse convertido en madre, aún tiene mucho que dar a sus fans, los cuales agradecen su regreso a las telenovelas, con un personaje tan poderoso como ella.

Lo importante es que, durante este mes, estas líneas son para contarte cómo Silvia Navarro, un año después del nacimiento de su hijo, y dos de la última producción en la que participó –Mi corazón es tuyo-; regresa más cargada de energía para demostrarnos de qué está hecha, con el protagónico de una mujer que tiene que enrolarse en un papel tan masculino como lo es el de un político.

No te pierdas la gran entrevista a una de las actrices más adoradas de México en nuestra edición Kena Septiembre.

KENA SEPTIEMBRE SILVIA NAVARRO

 

 

 

Comparte tu opinión