¿Lista para disfrutar de tu propio spa?

Por: Michell Nadales

 

Estas cansada de la rutina y sientes que estas algo descuidad físicamente, porque no tienes tiempo de ir al spa o no te alcanza el presupuesto. No te preocupes, anímate recrea tu propio spa en casa, sin gastar mucho y con lo que tienes a tu alcance. Te mostramos estas cinco recetas para que te relajes y te consientas en casa.

 

Date un baño reparador

Para comenzar, coloca en tu ducha agua caliente y deja que el vapor salga. Mientras, usa aceite para la piel. Puedes mezclar un poco de lavanda, salvia o neroli y mezclarlo con 10 gotas en cucharada pequeña de aceite de almendras.

Antes de colocarte el aceite, báñate primero con agua tibia, utiliza jabones de geles o tu jabón habitual. Luego frota la mezcla de aceites sobre todo tu cuerpo. Aumenta un poco la temperatura del agua y respira profundamente. Relájate y disfruta el agua que cae sobre ti. Después sécate con suavemente con toquecitos.

 

Masajes para dejar las tenciones

Generalmente los masajes son costos, pero en casa podemos aprender un poco a darnos nuestros propios masajes. Realiza masajes en tu cara, cuello, cabeza, manos, pies, en las piernas y los brazos. Para esto puedes utilizar cremas hidratantes o aceites naturales. Si no tienes mucha idea de cómo darte masajes puedes consultar en internet o buscar libros que contengan este tipo de información.

 

Una exfoliación renovadora

El rostro a veces pierde brillo y frescura, por eso es necesario consentirlo y retirar de todas las impurezas y piel muerta que se acumulan. En casa puedes preparar tus propios exfoliantes, con lo que tengas en la cocina. Puedes utilizar Sal marina y aceite de oliva. La sal marina tiene propiedades desintoxicantes y es rica en minerales que fortalecen la piel, mejorando su apariencia. Mezcla tres cucharadas de sal y tres cucharadas de aceite de oliva. Lego masaje durante 10 minutos y retírala de tu rostro con agua fría.

 

Cuida tus manos

Las manos siempre se exponen a cualquier tipo de productos químicos en utilizamos en casa y que las pueden maltratar y resecar. Es importante que las cuides. Sumérgelas en un recipiente con agua tibia y coloca cinco gotas de aceite de lavanda, y si puedes conseguir flores secas de esta planta. Déjalas por 10 minutos y luego sécalas suavemente. Después aplica una crema hidratante ligera o un par de gotas de aceite de almendras.

 

No olvides tus pies.

Estos siempre se resecan, se maltratan y a veces duelen. Para tratarlos utiliza jugo de piña, puesto que la piña contiene bromelina, la cual tiene una propiedad de suavizar la piel dura. Así que mezcla medio litro de jugo de piña con agua tibia y sumerge esos pies cansados durante 10 o 15 minutos. Exfólialos con una piedra pómez y luego enjuágalos y sécalos. Para finalizar utiliza una crema hidrante y masajéalos.

 

Fuentes:
http://www.ehowenespanol.com/10-secretos-tratamientos-spa-casa-galeria_116865/#pg=11
http://ve.emedemujer.com/bienestar/belleza/seis-exfoliantes-hechos-en-casa/

 

 

Comparte tu opinión