Para ser bella debes primero creer serlo

La felicidad es más una cuestión de hábito que de “suerte” o de tener un buen día. Para ser felices hay que querer serlo.