Di que ¡NO! sin sentirte culpable

A veces, resulta todo un desafío personal cuando estamos frente a una situación en la que nos provoca decir «¡no, no quiero hacerlo!» o «¡no, no me interesa!».