Ir de compras sin entrar en pánico, ¡claro que se puede!

 La pandemia avanza y los días se hacen eternos, esperando volver a la normalidad. No desesperes y evita las compras de pánico. ¡Estoy segura que nos pasa a muchas!