violencia sexual: si tu no quieres y te obliga es ¡VIOLENCIA!

Se reconoce como violencia sexual a cualquier acto que atente contra la sexualidad de una persona mediante imposición u obligación por otra persona.