La Organización de Naciones Unidas (ONU) establece que «la violencia contra la mujer -especialmente la ejercida por su pareja y la violencia sexualconstituye un grave problema de salud pública y una violación de los derechos humanos de las mujeres».

En ocasiones podemos comparar a las agresiones de violencia sexual con un iceberg en medio del océano, donde la punta que es visible corresponde solo al mínimo de casos reportados. El resto del témpano de hielo se encuentra hundido en la profundidad del miedo y el temor de las víctimas, esas que guardan silencio y son consumidas por el terror.

violenciasexual1

Invisibilizar u ocultar dentro de la sociedad los casos de violencia sexual es una de las principales causas de que esta continúe afectando. Estos hechos nos suceden por casualidad, ocurren a partir del poder que el sexo de forma violenta otorga al agresor, siendo las mujeres y niñas las principales víctimas.

En la mayoría de los casos, este tipo de violencia es generado por la pareja. Según la ONU un 30% de las mujeres del mundo que han tenido alguna relación de pareja, manifiestan haber sufrido de alguna forma de violencia física o sexual por parte de su compañero. Mientras que un 38% de los asesinatos de mujeres que se producen a nivel mundial son cometidos por su pareja.

Se reconoce como violencia sexual a cualquier acto que atente contra la sexualidad de una persona mediante imposición u obligación por otra persona, independientemente de su relación con la víctima, en cualquier ámbito.

violenciasexual2

Esta realidad no escapa de ningún escenario de la sociedad. La violencia sexual reduce y minimiza la fortaleza interior de las mujeres, genera un impacto negativo sumamente amplio en las capacidades de quienes son agredidas, afectando sus vidas.

Si te obliga a tener sexo con él, eres víctima de violencia…

Si no le importan tus intereses sexuales, eres víctima de violencia…

Si te toca y tu no quieres que lo haga, eres víctima de violencia…

¡No te quedes callada, denuncia!

Comparte tu opinión