Banner-Kena-Horoscopos-2021-Descarga-Revista

¿Has sido víctima de agresiones por simple hecho de ser mujer?  En este post estaremos hablando sobre la violencia de género. No seas una más y pon tus derechos a valer.

Para comenzar es importante que sepas diferenciar lo que es violencia doméstica y violencia de género.

Concha García Hernández, del Centro de Psicoterapia García Higuera, explica que la violencia doméstica se produce dentro del hogar. «Son todas esas agresiones que van del marido a la esposa, de la madre a sus hijos, etc.»

Excluye aquellas relaciones de pareja en las que no hay una familia consolidad o hijos en común.

Pero la violencia de género “se ejerce hacia las mujeres por el hecho de serlo.” Estas agresiones incluyen maltratos de diferentes formas, como las físicas, sexuales, infanticidios, femenicidios, etc…

Diferentes tipos de violencia de género:

• Física: ¿alguna vez te han mordido, empujado, pateado o acciones agresivas por el estilo? Si este es tu caso, fuiste víctima de violencia de género. ¡No lo permitas!
Este tipo de agresión es la más visible ante los ojos de los demás, siendo así, la más reconocida en la sociedad.

• Psicológica: Hernández explica que la violencia psicológica aparece cuando ya existe otro tipo de violencia. En estas agresiones predominan los insultos, las humillaciones y el desprecio absoluto por el simple hecho de ser mujer.

“Implica una manipulación en la que incluso la indiferencia o el silencio provocan en ella sentimientos de culpa e indefensión,” expresa Hernández.

Según comenta la experta, dentro de la agresión psicológica, existen temas en los cuales, el agresor puede valerse para hacer su violencia más contundente.

La violencia económica, es aquella donde el agresor pueda controlar tus ganancias o en su defecto, impida que puedas trabajar.

La social, se determina cuando el agresor te limita el contacto con tus familiares o amigos, manteniéndote aislada del tu entorno.

Cuando el agresor ejerce sobre ti presiones físicas o psíquicas para obligarte o imponerte a tener sexo con él, es una violencia sexual.

¿Cómo puedes hacer para romper con esto?

Es importante que tengas un proceso de reflexión contigo misma. Cuando esto suceda, es normal que tengas episodios donde desees querer salir de inmediato de esa relación violenta.

Al reconocer el problema, es fundamental que trates con una terapeuta hasta que puedas lograr la decisión definitiva y contundente.

En este momento, el apoyo y ayuda psicológica se enfocará en diferentes puntos, haciendo un evalúo en las necesidades y las demandas consideradas por ti, como paciente.

El tratamiento para la recuperación se basa en los siguientes puntos:

1. Información sobre el tema. Determinar sus causas, orígenes, mitos, etc…
2. Tratar episodios de ansiedad: insomnios, crisis de pánico, etc…
3. Fomento de la autonomía, a nivel social, económico, etc… (el terapeuta te orientará a la búsqueda de empleo y a recuperar el apoyo de tus familiares y amigos.)

LEER MÁS SOBRE:Un impactante corto sobre la violencia hacia las mujeres

Comparte tu opinión